Sociedad

¿Nos tomamos un café?

Cualquier excusa es buena para reunirse con un amigo y tomarse un cafecito. Hay bares modernos y antiguos. Una costumbre porteña que tiene sus pro y contras.

Por Joaquín Paganetti (Sección Ciudad)

La costumbre de preparar café cada mañana y tomar nuestra dosis de cafeína diaria puede provocarnos satisfacción y un empuje de energía. Pero, ¿Sabemos realmente lo que causa en nuestro organismo?

En la Argentina se consumen un promedio de 200 tazas de café por persona al año, que son una ínfima parte de las 30.000 que se ingieren por segundo en el mundo.

El café funciona como un estimulante del sistema nervioso central, haciendo que el organismo se active para poder despertarse más fácilmente y también sentir placer.

Ahora, ¿cuáles son los beneficios concretos?

Reduce los problemas cancerígenos: Muchas investigaciones, que están aún en estudio, demuestran que  consumir café disminuye el riesgo de padecer cáncer oral, faríngeo, de esófago, de mama, hepático y de próstata. 

Previene la diabetes tipo 2: Según Frank Hu, un epidemiólogo de Harvard, el magnesio y el cromo contenidos en el café, estimulan al uso de insulina por parte del organismo, sustancia que regula el azúcar en la sangre.

Favorece la digestión: Consumir café libera gastrina, una hormona que activa el proceso digestivo y también produce contracción peristáltica, funcionando como un laxante natural.

Previene el Alzheimer y enfermedades cardiovasculares: Según un estudio realizado en 2009, aquellos que toman tres o cuatro tazas de café al día tienen 65% menos de probabilidades de desarrollar demencia o Alzheimer que quienes toman dos o menos.

Muchos expertos recomiendan reducir y controlar el uso del café como estimulante diario ya que éste puede influir en sus niveles de colesterol, por ejemplo en la manera de su preparación, utilizando el filtro para bloquear sustancias que varían, en nuestro cuerpo, el nivel de esa sustancia cerosa parecida a la grasa.

El café puede también producir alucinaciones. Aquellos que consumen cerca de siete tazas diarias tienen mayores posibilidades de escuchar voces y sufrir confusiones nocturnas.

Su uso excesivo acelera nuestro ritmo cardíaco, aumenta la irritabilidad y la ansiedad en personas nerviosas, además de producir riesgos de úlceras en el tracto gastrointestinal.

Por todo esto, es importante no pasar por desapercibido lo que uno lleva a su organismo. Investigadores y especialistas recomiendan consumir hasta 400 miligramos de cafeína diario, lo cual equivale a cuatro tazas de 236 mililitros.

0 comments on “¿Nos tomamos un café?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s