Argentina Política

Macri habla de “vara muy alta”, Alberto, de “tierra arrasada”

El Presidente quiere irse con dignidad, pero el peronismo le reprochará la herencia económica. Duhalde llamó a "no pelearse más" y Vidal a acabar con la dinámica de "la grieta".

Con una Cristina muy activa – volvió como vicepresidente y unificó con su impronta los bloques peronistas en Diputados y Senadores -, hay esfuerzos por hacer un traspaso civilizado dentro de 13 días, con una dicotomía de hierro: el kirchnerismo, con Alberto Fernández, afirmó que le dejarán “tierra arrasada”; Mauricio Macri, en su paso por Córdoba, en cambio, afirmó que su proyecto “está dejando una vara muy alta que hay que cuidar”, tras recordar que hace 4 años encontró “empresas del Estado en abandono y con falta de inversión”.

Miradas opuestas. Libro Blanco contra Libro Azul. No habrá tregua pese a los intentos por guardar las formas, en momentos en que la región tiene países que van de un sobresalto a otro, a excepción de Uruguay, donde hoy se conocerían los resultados de la elección del domingo pasado.

Alberto avanza en la confección de su equipo luego de advertirle a la titular del FMI que no requerirá los 11 mil millones de dólares pendientes por el acuerdo firmado con el gobierno de Cambiemos. Le adelantó que para cobrar tendrá que aceptar nuevas condiciones y tiempos, porque no hay espacio para “más ajuste” en los sectores humildes de la Argentina.

Como si fuera un deja vú — y eso que corrieron toneladas de agua -, ayer se reunió con Eduardo Duhalde, el mismo que en el 2003 designó a Néstor Kirchner, y luego fue abandonado como lastre en el mar. Hubo elogios mutuos, coincidencias en apostar a la producción y generar riqueza en contra de la especulación financiera y la usura.

“Vamos a pagar cuando podamos. Los acreedores no son zonzos”, alentó Duhalde. Y se permitió dar un consejo de estadista: aprender de Europa, dejar de pelearse con la oposición (en especial con Macri) y que cada uno haga un aporte desde su lugar, a riesgo de convertirse en traidores a la causa de la gente”.

A la vez, María Eugenia Vidal, quien traspasará la gobernación a Axel Kicillof, también el 10 de diciembre, se pronunció por dejar atrás la “dinámica de la grieta y las descalificaciones entre los que trazan una línea tajante entre buenos y malos”.

Macri dijo ayer en Córdoba que deja “una vara muy alta”

Dijo que en lo personal “el vínculo con Macri no cambió nunca”. Admitió que en lo político “hubo tensiones naturales” que se terminaron zanjando. Y con respecto al futuro (por lo menos se tomará un descanso “reparador” con su familia hasta marzo), dijo que la oposición deberá mantenerse unida “representando cabalmente” al 40 por ciento que la votó e ir definiendo su liderazgo. No colocó al actual presidente en un rol excluyente. Señaló que habrá que armonizar con otros dirigentes, entre los que mencionó a Horacio Rodríguez Larreta, Martín Lousteau, Alfredo Cornejo, gobernadores radicales y “Lilita” Carrió.

¿Aspira a ser Presidente? “No planifiqué nunca mi carrera política. Fui ocupando espacios. Soy más del paso a paso. No me ha ido mal y me cuesta apartarme de ese método. La Argentina y la provincia, donde está mi corazón, tienen una dinámica acelerada e imprevisible. No tengo apuro en definir nada, sí consolidar Cambiemos”, precisó.

Reveló que tiene por “referente” a Carrió, y comentó que “sin duda, Cristina fue elegida por la gente junto con Alberto Fernández. Habrá que ver como ocupa su lugar, de qué manera, con qué mensaje y estilo”. Manifestó “respeto” y avisó que en su momento “confrontarán y debatirán, con métodos propios de la democracia”.

Sostuvo que “Macri nos devolvió al mundo, se peleó de verdad contra el narcotráfico para que la Argentina pudiese ponerse de pie, con aciertos y errores”.

Los “mejores cimientos” que el ministro Hernán Lacunza dice que se están dejando de herencia al Frente de Todos, no es una idea aceptada por Alberto y Cristina. El presidente electo, no obstante, compartió algunos criterios del funcionario, sobre la baja del déficit fiscal y el ordenamiento de las cuentas, a marcha forzada.

Lacunza admitió que “las situaciones de pobreza, desempleo e inflación no son buenas”. Los tres son puntos sobre los que machacará Fernández en su discurso ante la Asamblea Legislativa.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Macri habla de “vara muy alta”, Alberto, de “tierra arrasada”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s