Argentina Política

Alberto aceleró el colectivo peronista

Tomó varias medidas de fuerte impacto que pusieron en guardia a varios sectores, entre ellos el agropecuario. Cristina, en Avellaneda, propuso discutir a fondo "la matriz económica".

Llegó la hora de hamacarse. Desde una altura considerable. El nuevo gobierno peronista, se juega todo a no caer. En pocas horas empezó a desatar un gran paquete: 1) se subieron las retenciones a los productos agrícolas, en especial a la soja; 2) se estableció la doble indemnización por despido durante 180 días; 3) se restituyó el protocolo de interrupción del embarazo; 4) se anunciaron sesiones extraordinarias en el Congreso para adoptar medidas “excepcionales” de solidaridad y reactivación productiva. Para enero, se espera operar la AFI, la agencia de los espías y hacer una reforma judicial que disminuiría el poder de fuego de los 12 jueces federales de Comodoro Py. Todo esto se produce en un marco regional (y mundial) conflictivo, que ya produjo un cortocircuito con un halcón de Donald Trump, por la posición de Alberto Fernández sobre Venezuela y Bolivia. De hecho, esta semana reconocería a Stella Lugo Betancourt de Montilla, como nueva embajadora de Nicolás Maduro en Buenos Aires, luego de darle refugio político a los “renunciados” mandatarios del país del altiplano, Evo Morales y Álvaro García Linera. “Parásitos” para Mauricio Claver-Carone, y la presidente de transición, Jeanine Áñez.

Mientras se despliega esta hoja de ruta, contraria totalmente a la de Mauricio Macri, ya han sido excarcelados, con prisión domiciliaria, el ministro Julio De Vido y su colaborador Roberto Baratta, involucrados entre otras, en la causa de las fotocopias de los cuadernos.

El jefe de gabinete, Santiago Cafiero, trató de quitar dramatismo al tema de las retenciones, que puso en pie de guerra a un sector agropecuario, con pivote en CRA, protagonista junto con las otras entidades del levantamiento contra el gobierno kirchnerista, en 2008. Alberto es dialoguista y espera esta semana conciliar intereses para atender, en primera instancia, a los sectores que están sumergidos en la pobreza y que superan el 40 por ciento.

“Entendemos las dificultades que tuvo el campo y que hay muchos insumos en dólares, pero hay que se conscientes que durante el gobierno de Macri,  hubo una devaluación de más del 500 por ciento y eso generó una rentabilidad extraordinaria”, se explayó el nieto del histórico Antonio Cafiero.

A todo esto, en su recorrida por el conurbano, donde sus fieles le responden con el alma y el corazón, la vice Cristina Kirchner, insistió que hay que discutir a fondo “la matriz económica” con “racionalidad absoluta, sin enojarnos”, para achicar las desigualdades y las inequidades.

Elogió a Alberto Fernández. Lo alentó a conformar el Consejo Económico y Social, para llevar luego la discusión hacia abajo y “aprovechar esta oportunidad histórica de comparar dos modelos, uno que pretendió achicar el Estado y otro que lo quiere presente”.

Fiel a su estilo, criticó a los medios que “pretenden instalar otros tópicos, cuando estamos tratando de llevar tranquilidad y sosiego ante la pérdida de trabajo”.

Cristina en Avellaneda: “Hay que discutir a fondo la matriz económica”

El analista Rosendo Fraga, implacable contra el gobierno anterior por haber llevado la deuda externa a un nivel tan alto, señaló que la autonomía de Alberto respecto de Cristina (la dueña de la mayoría de los votos), dependerá de la renegociación con el FMI, lograr tiempo para crecer y alejar a la Argentina del borde del abismo. “Y de dar respuestas rápidas a las expectativas de la gente”, añadió.

“No hay que subestimar a Cristina como líder política. Lo ha sido y lo es”, indicó, aún reconociendo que en el peronismo hasta aquí el poder nunca fue bicéfalo.

Rosendo Fraga celebró, como todos, la misa de Luján y los gestos de concordia entre Alberto y Macri. “Pero cuidado – advirtió -, pasaremos por situaciones difíciles que pondrán a prueba la convivencia”.

En medio de los tironeos diplomáticos entre Argentina y Estados Unidos (Alberto hizo una gestión secreta ante Maduro para alivianar la situación de 5 presos con doble nacionalidad, venezolana y norteamericana), el ministro de Economía, Martín Guzmán (quién sorprendió al pronunciarse en contra de “la maquinita” de imprimir pesos), viajará a Washington. Volverá a reunirse con la titular del FMI, Kristalina Georgieva.  Los une un amigo en común, Joseph Stiglitz, y los apura un colectivo peronista que marcha a toda velocidad.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Alberto aceleró el colectivo peronista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s