Argentina Política

Alberto y su nuevo filósofo

En el primer mes de gestión, Fernández destacó el propósito de dar una mano a los que peor están. "Las cosas salen mucho mejor, cuando jugás bien", parafraseó a "Pipo" Gorosito.

El primer mes de Alberto Fernández en la Presidencia fue satisfactorio, con sus pro y sus contras. Hizo equilibrio en terrenos peligrosos, entre ellos con el sector más rico del campo que no se plegó aún al consenso alcanzado con empresarios, trabajadores, organizaciones sociales e Iglesia. Tras haber conseguido en tiempo récord la herramienta de la emergencia económica, está preparando en secreto la renegociación con el FMI, que tiene como fecha tope, según proclamó, el 31 de marzo.

Humanidad advirtió, en lenguaje futbolístico, que Alberto mutó el “paso a paso” de “Mostaza” Merlo, latiguillo de su predecesor, Mauricio Macri, por “las cosas salen mucho mejor, cuando jugás bien”, según la prédica de “Pipo” Gorosito, ex técnico del club de sus amores, Argentinos Juniors.

Al presentar ayer el programa “Argentina hace”, en San Fernando, Alberto dio, luego de hablar por teléfono con Cristina, en Cuba, algunas coordenadas de su primer mes de gestión. Hizo hincapié en los condicionamientos externos y en su obsesión de “no especular” en la tarea de socorrer a los que padecen necesidades esenciales y en generar trabajo para poder crecer y obtener dólares genuinos con la industria argentina.

Veamos:

Sin hacer futurismo (es válido para el periodismo, pero Alberto solo está preocupado hoy en “hacer lo que le conviene a la gente para que sea feliz”), no hay duda de que las facciones del Frente de Todos, pese a algún chisporroteo, se mantienen integradas.

“Este chiquito va a ser un gran gobernador”, dijo refiriéndose a Axel Kicillof, quien acababa de obtener, quejoso, la ley de reforma tributaria, haciendo un curso acelerado de política. Lidiando no solo con legisladores de Juntos por el Cambio, sino también con intendentes opositores y algunos “barones del conurbano” peronistas que siempre tiran de la manga.

Así es la vida, cantaría “el guasón” rebelde de la ficción cinematográfica. El elogio, con apoyo, revalidó las “opiniones” de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, y del ambicioso Sergio Massa, quien pegó el faltazo, no así su esposa, Malena Galmarini, titular de AySA.

Discurseando desde una gran estación de bomberos (no es metáfora), Alberto marcó el contraste entre ser un país con la avenida más ancha del mundo, capaz de producir alimentos para 400 millones de personas y no poder abastecer dignamente a un 30 por ciento de connacionales. El ministro Daniel Arroyo va llegando con su tarjeta de socorro a todos los rincones. A Axel se las entregará para el reparto el 20 de enero. No se quedó ahí: “tener un techo es un derecho humano”, pontificó.

Remedando a Néstor Kirchner, acotó: “Llegamos al fondo del pozo. Hagamos un esfuerzo y demos una mano a los que peor están”, expresó. Y agradeció la presencia en la multitud del intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, quien se acercó al fogón peronista.

En San Fernando hubo un dato que pudo haber pasado desapercibido. Estuvo la ministra de Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, ex abogada defensora de la líder de Tupac Amaru, Milagro Sala, presa en Jujuy.

Humanidad recogió versiones de que le podrían dar la prisión domiciliaria, pero pasaron Navidad y Año Nuevo, y el tribunal provincial, con su nueva composición, no modificó su situación.

Es público y notorio que el gobernador radical Gerardo Morales, al que Gómez Alcorta llamó alguna vez “carcelero”, está teniendo un trato de excelencia con el presidente Fernández y el ministro del Interior, “Wado” de Pedro. Significativo.

En la Rosada y en Jujuy, coinciden que Fernández, estaría presto para dar auxilio financiero y visitar antes de fin de mes la planta de litio en la provincia norteña. ¿Podrían prosperar estas amistosas relaciones federales con Milagro en la cárcel? Cuando el río suena…

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Alberto y su nuevo filósofo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s