Economía Política

Pese a la segmentación, el campo protesta contra el Gobierno

Ell campo convocó a un paro de 4 días porqué el presidente Fernández aumentó 3% las retenciones a los sojeros que producen más de mil toneladas. Ya comenzaron los tractorazos.

Faltan 26 días para el “dead line”, la fecha límite fijada por el presidente Alberto Fernández, para reencauzar el tema de la deuda externa, y ya tiene varios frentes internos abiertos. La Mesa de Enlace agropecuario, anunció una medida de fuerza para la semana próxima, por el aumento progresivo en las retenciones de soja, que alcanza un cuarto de los producen más de mil toneladas, mantiene en su nivel actual a los que poseen entre 500 y 1000 toneladas y baja un 13 por ciento a los que explotan menos de esa superficie. En paralelo, la Iglesia Católica, con el apoyo de las evangélicas, también hará sonar tambores de disgusto por el proyecto de legalización del aborto; la justicia endureció su postura por la quita de los privilegios en sus jubilaciones, en trámite en el Congreso y los precios de alimentos de primera necesidad siguen sufriendo remarcaciones (“hay quienes quieren ganar siempre”, expresó el jefe de Estado) en comercios y supermercados.

Alberto fue explícito y, en apariencia, se plantó, eso que se fue del gobierno de Cristina Kirchner, después del 2008, por las características de las retenciones dispuestas en virtud de la resolución 125, firmada por el entones ministro de Economía, Martín Lousteau, hoy senador por el radicalismo porteño y aspirante a proyectarse nacionalmente en 2023.

Medido en sus palabras y autocrítico por algunas actitudes del cristinismo en el pasado, el periodista oficialista Víctor Hugo Morales, en su editorial televisivo de hoy, habló de la “guerra de las corporaciones”, entre las que incluyó a los “los mafiosos” diarios Clarín y La Nación, contra el Frente de Todos. Hizo un llamado a la población “a movilizarse frente a este ataque impiadoso”.

El propio Alberto, al hablar del “tractorazo” que ya se manifestó en Córdoba (le llamó la atención la adhesión de la Federación Agraria y Coninagro, la mayoría de cuyos adherentes fueron resguardados), advirtió: “hasta acá llegamos con las negociaciones, quieren ganar siempre”.

A pesar de las diferencias con la 125, la Mesa de Enlace se plegó a los “autoconvocados”

Al mismo tiempo dijo que “será implacable defendiendo a la Argentina y a los consumidores” e hizo notar a los empresarios la ayuda que dio en los primeros meses a la producción para que pueda recuperarse, a través del freno a las tarifas eléctricas, de gas y combustible y del otorgamiento de créditos blandos por parte del Banco Nación y el BAPRO.

En fuentes de la Rosada admitieron que detrás de los nubarrones que se avecinan en marzo, se esconden diferencias ideológicas de fondo. Calificaron a las 4 entidades de “impulsar un lock out” sin justificativo. Y prestaron atención a lo dicho por el diputado Luciano Bugallo, de la Coalición Cívica, alentando cortes en Córdoba y amenazando a funcionarios encabezados por el ministro Luis Basterra: “Bajen los impuestos, muchachos, porque esto se pudre mal”.

Las entidades del agro volvieron a comportarse como un bloque, no obstante lo cual algunos dirigentes de la FAA, como Pedro Peretti, alertaron que productores adherentes “se han transformado en peones baratos de la derecha argentina, para desgastar al gobierno de Alberto”.

La Rosada no esperaba tal desenlace. Alberto se encargó de señalar que “no habrá marcha atrás”. Asesores culparon del agite de los autoconvocados al ex ministro de Agricultura y ex titular de la Sociedad Rural, Luis Etchevehere.

El cese de actividades se extenderá por 96 horas desde el lunes. “Oímos sus preocupaciones y cumplimos con la ley. Los que no quieren cumplirla son ellos”, expresó Alberto. El enojo de algunos pequeños y medianos productores obedece a que no  vieron publicadas en el Boletín Oficial las compensaciones prometidas por el ministro Basterra. Esto podría modificarse en las próximas horas, aunque la intransigencia de las partes es muy fuerte.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Pese a la segmentación, el campo protesta contra el Gobierno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s