Justicia Política

¿La Corte tomará el caso Milagro Sala?

Hay señales de acuerdo político entre el presidente Fernández y el radical jujeño Morales, para que el máximo tribunal nacional sea la vía para zanjar el espinoso tema.

A pesar de todos los cortocircuitos que existen por la liberación de Milagro Sala en Jujuy – de hecho, hoy se trata en el Congreso un proyecto de intervención al Supremo Tribunal de esa provincia  -, atrae la atención la buena relación – algunos la califican de excelente – entre el presidente Alberto Fernández y el gobernador radical Gerardo Morales, señalado como “el carcelero” de la dirigente de la Túpac Amaru, por el periodista oficialista Horacio Verbitzky.

¿Por dónde pasa la cuadratura del círculo? Es sabido que Alberto está en contra de la situación que padece Sala (lleva más de 4 años en la cárcel), porque considera que los juicios en su contra están plagados de irregularidades y que su privación de libertad es “arbitraria”. De ninguna manera la considera una “presa política”, calificación que sí aplican connotados dirigentes kirchneristas.

El aguerrido Morales, que ocupa la secretaría general del comité nacional de la UCR que preside el mendocino Alfredo Cornejo, es consciente de los contratiempos administrativos y financieros que le genera el conflicto con una abanderada del kirchnerismo. Es más, señaló que nunca indultaría a Milagro Sala y que ante la disyuntiva de hacerlo se dispararía “un tiro en la cabeza”.

¿Entonces? Fernández prometió a Morales visitar la provincia para dar el puntapié y el apoyo a varios proyectos productivos, uno relacionado con el litio. Pero el caso Milagro Sala, traba el viaje a la provincia lindante con Bolivia.

En declaraciones al diario La Nación, reproducidas por Humanidad, el radical tuvo palabras de elogio para la gestión de Alberto: dijo que le cree cuando afirma que de ninguna forma avalará la intervención judicial que se discute en el Parlamento, a propuesta de su cuñado, el senador Guillermo Snopek.

Morales (quien en el pasado fue candidato a vicepresidente, escoltando a Roberto Lavagna, hoy asesor en las sombras de Fernández), apoya las negociaciones que lleva adelante el “ministro motor” Martín Guzmán, discípulo del Nobel Joseph Stiglitz, ante el FMI. Stiglitz, a la vez, es un economista de consulta de Cristina Kirchner.

¿Entonces? La clave hay que buscarla en lo que le dijo Alberto a Viviana Canosa, anoche. Volvió a defender la teoría que durante pasados gobiernos “hubo detenciones injustas”, ordenadas por unos jueces que “están en el mercado”. Esto es, “amigos que se dejan comprar”.

No hubo palabras con reproches hacia Gerardo Morales, duro cuestionador de Cristina Kirchner. Por el contrario, destacó una parte positiva de sus pronunciamientos periodísticos: “Quiere que la Corte Suprema de Justicia revise el caso de Milagro Sala…a todos nos daría una gran tranquilidad, porque tenemos dudas de los procesos desarrollados en Jujuy”.

0 comments on “¿La Corte tomará el caso Milagro Sala?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s