Argentina Política

Detrás de la suelta de presos, falsas noticias, datos y visiones distintas

La liberación de presos, tras el motín de Villa Devoto, le dio un dolor de cabeza al presidente Fernández, quien viene con un alto índice de aprobación. Un país partido en dos.

Las fake news son las noticias falsas que proliferan en las redes sociales y medios de difusión, grandes o pequeños. Siempre existieron. “Antes les decíamos operetas”, confió a Humanidad, una asesora del ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni. En la vieja redacción de Télam (sin copiar al ya desaparecido Fidel Pintos), uno de los jefes ordenaba a sus subordinados hacer una “sanata” combinando elementos ciertos con otros insolventes. Las notas policiales daban margen para mucha ficción detectivesca que atrapaba a los lectores mientras más se alejaban de la realidad. Esto viene a cuento de las informaciones que circularon en los últimos días, tras el motín de Villa Devoto, sobre la liberación de presos a raíz del coronavirus y la necesidad de descomprimir el contagio en cárceles que deberían servir para regenerar y no ser para obtener una maestría en delincuencia. Las carencias e injusticias siempre existieron, sólo que no las queríamos ver. Por algo será. ¿Les recuerda algo?

Jorge Luis Borges, en un breve ensayo sobre el truco, un juego de naipes criollo, da cuenta  de una conversación entre dos barajiteros, Mosche y Daniel, que en la mitad de la gran llanura de Rusia se saludaron.

  • ¿Adónde vas Daniel?, dijo uno.
  • A Sebastopol, dijo el otro.

Entonces, Mosche lo miró fijo y dictaminó:

  • Mientras, Daniel. Me responden que vas a Sebastopol para que yo piense que vas a Nijni-Novgórod, pero lo cierto que vas a realmente a Sebastopol. ¡Mientes, Daniel!

LEER MÁS:

10 días decisivos

El periodista Genoud, destaca que el gobierno deberá cerrar el capítulo con los acreedores externos, fortalecer la estructura productiva nacional, marcar el paso a los bancos y aclarar el panorama de YPF.

Esta introducción, es solo para poner de manifiesto los puntos de vista contrastantes de dos de los principales columnistas del domingo. Claramente, antigobierno, Joaquín Morales Solá, en La Nación, contó por ejemplo: “Enrique Petrullo era un operador judicial…integraba la megabanda liderada por el exjuez César Melazzo. Compartían las correrías otros exmagistrados, policías, ladrones, expresos y barrabravas; todos se dedicaban a delinquir. Petrullo estaba en la cárcel de Ezeiza junto con su jefe, Melazo. Su abogado se presentó ante la Cámara de Casación provincial y pidió su prisión domiciliaria por la epidemia”.

Ese y otros casos lo llevaron a la conclusión que el juez Víctor Violini, a quien ubica como kirchnerista, atendió los argumentos del letrado defensor y no los de los médicos oficiales. “Petrullo corretea ahora alegremente por su casa”. Morales Solá, con datos que difieren de los oficiales, embistió contra jueces y fiscales que “abrevan en la escuela del garantismo extremo de Eugenio Zaffaroni y de oportunistas políticos que aprovecharon para liberar amigos o amigos de amigos o viejos hacedores de favores políticos”.

Tras evocar un acontecimiento de hace 50 años, Horacio Verbitzky, de El Cohete a la Luna, se refirió al “cacerolazo”, del jueves pasado y lo vinculó con “la portada digital de La Nación, que unía los rostros de 6 fascinerosos amenazantes con la guardería montonera de La Habana, donde estuvo en su infancia Fernanda Raverta” (reemplazante en la ANSES de Alejandro Vanoli).

Para el “perro” Verbitzky “después de 150 días de desconcierto, la oposición encontró un tema para poner a la defensiva al gobierno, atribuyéndole sin el menor fundamentos siniestras intenciones”.

Agregó que “no se difunde que quien dictaminó el 16 e marzo que debían salir de las cárceles los detenidos con riesgo sanitario por la pandemia, fue el procurador general bonaerense designado por el Hada Buena (por María E. Vidal), Julio Conte Grand. Su instrucción a los defensores – explicitó – no hace distinción por la índole del delito que llevó a cada uno tras las rejas. En cambio, el 8 de abril, el juez de la Cámara de Casación, Violini, restringió esa posibilidad a los autores de delitos leves y excluyó en forma explicita a homicidios, secustros, abusos, violaciones y violencia de género”.

El tema seguirá dando que hablar. En el Frente de Todos ya se vieron posiciones distintas. La más clara, que en spariencia no articula con la la “cautela operativa” de la vicepresidente, Cristina Kirchner, es la del titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa,: pidió explicaciones y promovió el juicio político a tres magistrados.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Detrás de la suelta de presos, falsas noticias, datos y visiones distintas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s