Reflexión

La buena Vida

¿Qué significa esto? Derribemos algunos de los grandes mitos del capitalismo, entre ellos, la sobreabundancia del dinero para ser feliz.

Vivir sin odio, sin ser discriminado, sin carencias básicas, ¿no es acaso algo placentero? Es que la buena vida está más cerca de lo que pensamos. Las películas y las enseñanzas del sistema mundial actual nos muestran al dinero, al poder y al prestigio social como factores necesarios para ser felices. Quizá el capitalismo esté en lo cierto con estos apuntes, pero quizá también este fallando en su medición.

Supongamos que esta noche nos toca cocinar. Sea lo que sea, el plato que nos requirieron conlleva harina, con una cantidad estimada de 500 gramos. Podemos oscilar un poco entre los 490 y los 510 gramos, pero no más que eso. Con el dinero, el poder, y el prestigio social ocurre exactamente lo mismo.

Cocinemos la vida a nuestra medida

El largometraje conocido como “El Lobo de Wall Street”, es una clara representación de lo que significa pasarse con la harina. Ser felices no es sinónimo a tener grandes fortunas. El que las tiene, claro está que puede ser feliz, pero el eje de la cuestión pasa por otro lado.

El eje debe ser visto desde una óptica individualista. Para cada uno y una, la vida va a significar cosas diferentes. Así como esta la gente corrupta, están los que no, así como estan los altos, están los más bajos. Todo varía según los valores y conceptos que acarreamos con nosotros. Por esta razón es que la medida va a ser muy particular, muy individual.

Esto no quiere decir que se han acabado los proyectos colectivos. Así como están los que creen nada más que en sí mismos, están aquellos y aquellas que creen en el poder de la fuerza social. El punto se encuentra en ver a los seres humanos como obras artesanales e irrepetibles, que llevan consigo una historia y un sentir que los y las moldea muy particulamente.

LEER MÁS:

La tranquilidad

Estar tranquilo, es parte de estar consigo mismo. ¿Lo estamos? […]

Volvamos al inicio: Dinero, poder y prestigio. Como seres humanos de este siglo, necesitamos efectivo para substir, poder para avanzar, y prestigio para sentirnos vistos y por ende sentir que lo que hacemos tiene valor y sentido.

¿Por qué los grandes CEOs y personas “exitosas” (ricas) en el mundo laboral son utilizadas hoy como ejemplo para conseguir la felicidad? Porque de alguna manera se identifica la hipercomodidad material con lo que “hace bien”. ¿Pero qué hay de la influencia que ejercemos a nuestros familiares, para sacarlos de la angustia y provocarles una sonrisa? ¿Qué hay del estar en paz con uno mismo? ¿Y del prestigio que uno se puede ganar siendo honesto, amable y bueno con sus amigos y amigas más cercanas, o siendo colaborativo en las tareas de la casa? ¿Qué hay de las necesidades básicas que podemos satisfacer con el dinero que nos llega? Eso también es poder, por mas que no sea la desmesura que nos muestran.

Salud por una buena medida

Desear una vida como la que nos marcan las películas de Hollywood es algo bastante penoso. No porque no nos merezcamos un piso de lujo en una ciudad importante, o un yate para ir a nadar en privado a las aguas más cristalinas del mundo, sino porque no estamos viendo nuestras medidas actuales. Quizá en el futuro la cosa cambie, pero ahora tenemos una vida determinada, con sus ventajas y limitaciones. La buena vida está hoy, no mañana. Está en el agradecer lo que tenemos (nuestra medida), que muchas veces subestimamos.

Considerar a “la buena vida”, como “la vida de los lujos materiales”, es una gran equivocación, válida, pero equivocación al fin, propuesta por los tiempos modernos. Desear semejantes cosas es como querer ponerle a nuestra comida 1000 gramos de harina. Saldrá abundante, pero también echa un desastre. Con 500 gramos nos alcanza. Una familia, buena salud, un techo, comida y agua, ¿no son razones más que suficientes para sentir que llevamos una buena vida?.

Escritor y estudiante. Fundó Humanidad el 2016 a sus 15 años de edad.

0 comments on “La buena Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s