Argentina Política

Tres que quieren evitar “cascotazos”

Pandemia, al rojo vivo. Ánimos políticos, rosa suave. Se entra en la nueva fase de la cuarentena. Giran Fernández, Kicillof y Larreta, quien ratificó el diálogo y la lejanía con los "ultras".

Mucho ruido político y pocas nueces. Terreno propicio para que el coronavirus siga haciendo de las suyas. En un contexto donde todos participan – agitando una foto, “un brote psicótico” o diciendo “lo que piensa la gente” -, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, seguirá ocupando el espacio opositor, sin tirar “cascotes” como pretenden “los ultras” de uno y otro lado. Esto es, dialogando (en busca de acuerdos globales y/o parciales contra la pandemia) con el presidente Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof.

El acento de los medios, según del que se trate, mide los grados de obsesión con cavar la fosa del enfrentamiento. Se apela no a las burdas falsas noticias (aunque abunden las excepciones), sino a fabulaciones parciales o estafas informativas, que se valen de sesgos y omisiones evidentes.

“La culpa siempre la tiene el otro. El participante ocasional se oculta tras un vestido. O, mejor, el vestido induce al engaño, tratando de hacer ver que oculta algo que no se sabe si realmente existe”, intrerpretó un profesional del psicoanálisis.

A partir de la nueva extensión de la cuarentena hasta la primavera – que será a todas luces más flexible en CABA porque según Larreta hay un nivel de contagios alto pero estable desde hace 6 semanas -, cesaron las presentaciones tripartitas. Lo que no significa que se hayan rotos los lazos para combatir el virus. Pero quedó en claro que hay enfoques diferentes: la vuelta a clases en forma presencial de 6 mil alumnos y la habilitación de espacios gastronómicos al aire libre, en la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo.

CABA hacia la apertura “gradual” en gastronomía. Las escuelas un tema discutido.

Alberto, por su lado, en su irrupción federalista en el interior, hizo alusión a la “opulencia” de la capital federal, de donde es oriundo. Hoy, por radio, le preguntaron a Larreta si el reproche le molestó. Contestó como hábil esgrimista: “No me lo tomo así. No me engancho en discusiones que no sean constructivas. Si en la Ciudad nos ha ido bien, tenemos que igualar hacia arriba, lograr un mismo nivel de desarrollo en todo el país”, contestó en clave de sueño presidencial para el lejano 2023.

Sin hacer distingos entre su fuerza JxC y el FdT, Larreta, demonizó “a los fanáticos que conducen a más peleas. No lo soy, no creo en eso. Cuando discuto y dialogo lo hago con altura, no lo llevo a lo personal”.

Aquietó las aguas en su frente interno. Dijo no sentirse “incómodo”, por el viaje en estas circunstancias del expresidente Mauricio Macri, a Europa. “Lo importante es que el frente opositor no se rompa. Intervengo en todo”.

Con buena imagen positiva – al igual que Alberto – no se mostró inflexible. Destacó la falta de conocimientos científicos certeros aquí y en el mundo sobre el coronavirus y adelantó que si la situación empeora no le temblará el pulso para volver a una fase anterior. Y ratificó su contrariedad con el proyecto de reforma judicial aprobado por el Senado y que ahora pasó a Diputados. “Se requiere de un nivel de consenso más amplio”, plantose.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Tres que quieren evitar “cascotazos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s