Deportes Sociedad

Un pelotazo en contra

Además de reflexiones y preguntas, el director de TENISPOLIS recogió testimonios impactantes. "Un centímetro puede decidir el futuro de este deporte", predijo Corretja.

Por Claudio Ravini (TENISPOLIS)

Por la magnitud del personaje (Nº 1 del planeta en su actividad) y el lugar en que ocurrió (el US Open), la pelota arrojada involuntariamente por Novak Djokovic que dio en la garganta a una jueza de línea y llevó a que los organizadores del evento descalificaran al jugador serbio cuando iba abajo 5-6 en el primer set ante Pablo Carreño Busta, trascendió el interés del mundo del tenis. Si bien cualquiera puede opinar acerca de si la sanción fue correcta, o se trató de un infortunio que mereció ser disculpado; parece más relevante escuchar a ex jugadores o analistas que conocen el circuito, o atravesaron circunstancias similares a las de Nole (como se lo conoce a Djokovic). Por ejemplo al español, ex finalista de Roland Garros y campeón del torneo de Maestros, Alex Corretja: “Estoy petrificado, como otros. Es increíble cómo un centímetro puede decidir no solo un partido, sino también la historia y el futuro de este deporte. Novak perdió el enfoque, ya había tirado la pelota a un lado lo que hubiera sido peligroso si la gente estuviese sentada allí. No tenía el control de sus emociones. Lo tuvieron que descalificar. No había otra opción”. Corretja apunta a que sin dicha expulsión probablemente Djokovic tenía todo para escribir otra página gloriosa de su carrera: de consagrarse en Nueva York (venía de 26 partidos invictos) quedaba a solo un Grand Slam de Rafael Nadal, y a dos de Roger Federer. Otra voz muy autorizada es la de Justine Henin, la belga que liderara el circuito femenino con su increíble revés a una mano, espetó. “Esto es un shock para el mundo del tenis. No fue a propósito, por supuesto, sino mala suerte. Aún así fue una buena decisión (descalificarlo). No hay dos opiniones. En el momento en que la pelota impactó al juez de línea supimos que todo había terminado para él. Ni siquiera puedo imaginar lo que está pasando ahora por su cabeza”.

En este ítem hay un par de aspectos a tener muy en cuenta: Tal es la leyenda que construyeron Federer y Nadal, que Djokovic (que tiene récord a favor en enfrentamientos personales ante ambos) siempre se sintió como el “patito feo” de la película (incluso los padres se quejaron de como lo trataba el público en comparación con los otros dos); y por otra parte viene protagonizando episodios muy cuestionados; entre otros, un tour por los Balcanes – en pleno Covid-19 – que terminó en varios contagios y hace unas semanas formó una especie de sindicato de jugadores de alguna manera paralelo a la ATP, argumentando cierta desprotección de tenistas ubicados lejos de los principales puestos del ranking.

LEER MÁS:

Esta situación llevó a José Luis Clerc (ex N 4 del mundo y comentarista de ESPN) a manifestar que “en Nueva York no sólo se juega un torneo tenístico, sino también político”. Si bien el mismo “Batata” consideró que la sanción reglamentariamente era inevitable, dejó picando el tema sobre la mesa. Javier Frana, también ex jugador argentino de Copa Davis, fue menos contemplativo con Djokovic. Subrayó que la decisión tuvo que ver con el riesgo que conlleva tirar un pelotazo con la fuerza que tiene el brazo de un jugador, por eso muchos arrojan la pelota contra el piso”.

Entre los antecedentes, el canadiense Denis Shapovalov, fue suspendido en Copa Davis por lanzar una pelota al voleo de manera violenta, que dio en uno de los ojos del umpire. Shapovalov próximo rival de Carreño Busta, declaró: “He estado en esta situación y se lo que se siente, tuvo mucha mala suerte. Hay que aprender de estas cosas”. La super campeona Martina Navratilova expresó: Fue increíble y estúpida la acción. Tenemos que ser mejores que esto”.

Pica, pica. El histriónico australiano Nick Kyrgios – conocido tanto por su impresionante servicio como por sus reiteradas inconductas (como destrozar raquetas o abusos verbales) por las que fue en su momento apartado del tour -, viene teniendo una disputa con Djokovic.

El australiano Kyrgios: “¿cuántos años me hubieran expulsado a mí, 5, 10 o 20?”

Prefirió no viajar al Abierto de EEUU por la pandemia. Envió un twitter provocador: “Si me hubiera pasado a mí, por cuantos años me hubieran expulsado: 5, 10 o 20?”. El 50 % de sus seguidores en las redes respondieron con las dos décadas. Pero tales expresiones no pueden ser tomadas sino como una chanza. La rebeldía de Kyrgios es constante; y la ATP fue más de una vez contemplativa con él. Es que el australiano a la vez es taquillero y esto lleva a preguntarse si no hay cierta hipocresía de parte del público y de los organizadores.

Cuestión larga de abordar. Volviendo al tema central, el debate queda abierto: ¿Qué hubiera ocurrido si la pelota pegaba o rozaba la pierna de la jueza sin consecuencias para ella, con público en las gradas? ¿qué pasa por la cabeza de Nole?, ¿tiene, cómo referente deportivo, un deber de ejemplaridad? ¿debe esperar efectos sobre su futuro? “Me siento vacío, necesito volver a mi interior, y pido disculpas”, escribió Djokovic a modo de arrepentimiento. La prensa de su país consideró desmesurada la pena al ídolo nacional (además tendrá que pagar una multa de 275 mil dólares). A 24 horas del infortunio, la página de ATP ni siquiera hace mención al episodio. Es que el show debe continuar.

0 comments on “Un pelotazo en contra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s