Entrevistas Política

“No hay masa crítica para que pase algo raro en las fiestas”

Los efectos devastadores de la pandemia actuaron de "amortiguador" en la crisis argentina. Los vericuetos políticos y judiciales para lograr la paz social, en el análisis de Carlos Fara.

”Costará salir a flote”, aceptó el analista Carlos Fara. Aún con los negros nubarrones a la vista, consideró que no habrá explosión social en éste diciembre y que la Argentina puede tener un “rebote” positivo en lo económico en 2021. Auguró, no obstante, tres años complicados y señaló que al presidente Alberto Fernández, le está “faltando muñeca” para manejar las contradicciones en la coalición gobernante, donde pesa mucho Cristina Kirchner.

“Es necesario construir un acuerdo político”, tendiendo puentes hacia el radicalismo con poder territorial y clarificando a través de la justicia (en este caso de la Corte Suprema) las situaciones de la Vicepresidenta y del expresidente Mauricio Macri, polos de la radicalización.

“La pandemia exculpa a la Argentina del tamaño de la crisis económica…Veníamos mal y, sobre llovido, mojado”, señaló a Humanidad en una entrevista exclusiva que se reproduce a continuación:

-¿2020 es el año que la Argentina vivó en peligro excepcional o es uno más de los tantos de nuestra ajetreada historia?

Es uno más, aunque muy distinto por el contexto mundial que, en alguna medida, nos exculpa del tamaño de la crisis. La opinión pública sabe que la Argentina está mal en medio de una crisis inédita por la pandemia. Veníamos mal y sobre llovido, mojado. Lo que sucede en el mundo, repercute negativamente aquí.

-¿Su balance del primer año de gobierno del Frente de Todos?

-Para leer los resultados económicos, hay que tomar en cuenta lo que sucede en el planeta. Sirve de amortiguador. Alberto (Fernández) no la tuvo fácil desde el principio. Había una doble tensión: por la herencia económica y la matriz de su propia coalición. A ello se agregó el tema sanitario. No estuvo brillante…

-¿Cómo lo ve parado hoy?

Es un alumno que no estuvo a la altura de los acontecimientos. No tiene muñeca política suficiente para manejar la conflictividad en el FdT. Está complicado. Nos costará salir a flote, aunque 2021 tal vez sea un poquito mejor, por un rebote natural…pero se vienen tres años complicados.

-¿La dirigencia toma conciencia que se está jugando con fuego?

-Hay dos grandes actores, Cristina Kirchner, con su apéndice Alberto y  Macri. Después destacaría a (Horacio) Rodríguez Larreta, más lúcido que Mauricio. Los gobernadores e intendentes están muy preocupados pero con poca capacidad de influenciar en la toma de decisiones. Su autonomía es relativa. Tenemos un federalismo deformado, donde impera la discrecionalidad. Todos vienen a Buenos Aires a pedir plata para tapar los agujeros. Y no hay una línea de mandatarios fuertes como lo fueron en su momento, por citar algunos, (Carlos) Reutemann, (Carlos) Ruckauf o (José Manuel) De la Sota. Hoy, ninguno se anima a sacar la cabeza.

Larreta, hoy “pato de la boda”: Alberto, con “falta de muñeca”

-¿Entonces, esto termina en un pleito mayor?

-No necesariamente. Ese es el negocio de los halcones de los dos bandos para aplastar a las palomas. No veo posible, sin embargo, una hecatombe, pues siempre hay puntas de donde agarrase para no caer en el abismo. Hay voluntad subterránea por una situación pacífica. La misma Cristina abrió una puerta al alivio con su carta de hace un mes y medio. Veía venir el frente de tormenta y dio su mensaje. Cristina es responsable y Alberto tiene limitaciones porqué no está a la altura de las circunstancias.

-Concretamente, ¿qué posibilitó la carta de Cristina?

Dejó un resquicio para algún tipo de acuerdo y salir de la pelea permanente, más allá de las encerronas económicas y judiciales que se agigantan con la polarización y la discusión planteada en términos de blanco o negro. Presionó a Alberto.

-¿Cuánto incide la ratificación de Amado Boudou por parte de la Corte?

-Es anecdótico. Lo trascendente en la confirmación de la causa de los cuadernos. La Corte sobresale y exhibe la endeblez de la justicia. EL Poder Judicial está encapsulando velando por sus propios intereses corporativos. Es correcta la autonomía de la justicia. Pero la Corte no lo hace por las buenas razones, sino por cuestiones particulares.

-¿Mantener los temas en latencia no es riesgoso?

-El año próximo hay elecciones y quizá la justicia prefiera esperar. Eso complicaría a Cristina. Desde 2016 existe jurisprudencia a favor de la imprescriptibilidad de las causas de corrupción. Cuando pasa un excesivo tiempo, hay causas que se caen, como las instruidas contra (Carlos) Menem. Es un hecho. Cristina necesita que se declare su inocencia…alguna voz refirió que ella en la intimidad dijo: si yo no estoy tranquila, nadie va a estar tranquilo.

-¿Está sugiriendo un pacto político?

-Hay muchos vericuetos dando vuelta…en algún punto tendrá que intervenir la Corte para garantizar la paz interna.

-¿El Frente de Todos está unido?

-Complicado. A Cristina le preocupa su situación. A Alberto le falta muñeca para llevar a buen puerto el barco en medio de la tempestad. Lo que quiere el “albertismo”, Alberto no está dispuesto a ejecutarlo. Se nota la disconformidad: creen que no está a la altura de las circunstancias. Sergio Massa está en la suya y nota que la coalición le quitó margen de maniobra y le hace pagar costos.

Larreta y Suárez, Morales y Valdés (UCR), no belicosos

-¿A la luz de tal descripción, a qué aspira el Gobierno?

Que la crisis no sea mayor. A que no se escape el dólar, no haya hiperinflación…y a prender unas velas a la Santa Soja. Con alguna mejora en los mercados internacionales, Argentina sale en 2021, aliviana adentro y baja las tensiones.

-¿Será un diciembre explosivo como otras veces?

-No lo veo tan complicado. No porque la situación no sea mala, sino porque hay sectores interesados en suavizar los espíritus. Gobernadores, intendentes, trabajadores y empresarios quieren pasar la fiesta en paz. Podrá haber alguna escaramuza…pero no hay masa crítica, salvo en sectores marginales, para que pase alguna cosa rara en las fiestas. El tema del aporte a los ricos terminará en la justicia con final incierto.

-Siguen las dudas: ¿Con quién puede acordar el Gobierno, con Larreta?

Ahora no. Larreta es el pato de la boda. La fricción llegó lejos, al menos en este momento. El puente hay que buscarlo por otro lado. En el PRO, los halcones se están comiendo a las palomas…habrá que tantear por el lado del radicalismo.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on ““No hay masa crítica para que pase algo raro en las fiestas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s