Argentina Política

“No volver a la normalidad de la pre-pandemia”

Detalles de la tarea legislativa brindó la senadora del FdT por Río Negro, García Larraburu. "Fue un año muy difícil, pero el Estado estuvo presente", dijo al hacer su balance.

Por Silvina García Larraburu (Senadora FdT)

El primer año de nuestro gobierno fue el más atípico de la historia reciente. Asumimos en un contexto de profunda crisis económica y social, como consecuencia de un modelo basado en la especulación financiera que produjo el endeudamiento más descomunal de los últimos 100 años; quebró a 25 mil Pymes; retrotrajo el nivel de producción industrial a niveles de 2006; incrementó la inflación y en 2019 llegó al 55%; redujo el poder adquisitivo de los salarios, jubilaciones y pensiones y pensiones; llevó la desocupación a dos dígitos y aumentó la pobreza, abarcando al 40% de la población.


En ese escenario, en el Congreso comenzamos por sancionar la ley 27.541, de Solidaridad Social y Reactivación Productiva y declaramos la emergencia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social.


El Presidente recuperó el rango ministerial de las carteras de Salud, Trabajo, Cultura, Ambiente, Ciencia y Tecnología; decretó el congelamiento de tarifas; inició la moratoria Pyme; y se lanzó la tarjeta Alimentar en el marco del Plan Argentina contra el Hambre.


Nuestro gobierno estaba comenzando a administrar las consecuencias de la crisis neoliberal e irrumpió la pandemia del COVID-19, que lejos de afectar sólo a la Argentina, desató la mayor recesión internacional desde la década del ´30.
En este nuevo contexto se debió robustecer un sistema sanitario en ruinas, se invirtieron más de 10 mil millones de pesos en infraestructura hospitalaria; se inauguraron 60 hospitales y construyeron otros 12 modulares en tiempo récord; y se incorporaron más de 3 mil nuevas camas de terapia intensiva.


Con el propósito de paliar los efectos socioeconómicos, se adoptaron un conjunto de políticas anticíclicas que permitieron sostener a las familias de menor ingresos, preservar el empleo y la producción. 9 millones de familias recibieron el Ingreso Familiar de Emergencia, 338 mil empresas accedieron al programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP); 2.800 millones de trabajadores pudieron cobrar su salario; 47 mil empresas obtuvieron créditos FOGAR a tasas preferenciales; y las provincias recibieron asistencia financiera por 60 mil
millones de pesos.
En las diversas medidas de contención el Estado invirtió más de 1.8 billones de pesos. El 6.9% del PBI.

LEER MÁS:


También resolvimos el problema de la deuda y la reestructuración abarcó al 99%; extendimos el plazo de los vencimientos; logramos un alivio por 37 mil millones de dólares; y reducimos el peso de los intereses como porcentaje del PBI en 2 punto para el próximo año. Como sostenía Néstor Kirchner, debemos crecer para poder pagar.


En materia de Ciencia y Tecnología se incrementaron las partidas asignadas al sector en 4.591 millones de pesos; se duplicaron los ingresos a CONICET; aumentaron en un 25% los subsidios de los proyectos de investigación científica y se inició la recomposición salarial de los becarios, que se encontraban bajo la línea de pobreza antes del 10 de diciembre.


Otro claro ejemplo de la vocación por la Ciencia y la Tecnología, la constituyó la misión SAOCOM 1B. Estamos entre los 10 países del mundo con capacidad de poner en órbita estos satélites y junto a Japón somos las únicas dos naciones que generamos una tecnología que permite optimizar el desarrollo productivo nacional.


Este año, y sorteando las dificultades de la pandemia, el Congreso de la Nación recobró protagonismo en nuestra democracia. En el Senado, duplicamos la actividad parlamentaria en relación a 2019: realizamos 32 sesiones, 215 reuniones de comisión, recibimos la visita de 284 expositores y aprobamos 127 proyectos.


Entre las iniciativas que sancionamos se destacan: el Sostenimiento y Reactivación Turística; la Ley de Alquileres; el Aporte Solidario y Extraordinario; el Fortalecimiento de la Sostenibilidad de la Deuda Pública; la Defensa de los Activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad del SIPA; la Emergencia para Procesos de Concursos Preventivos y Quiebras; la Creación del Fondo Nacional de la Defensa; la conformación de Capitales Alternas; el Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento; La Educación a Distancia; La Promoción de Carreras Estratégicas; y en materia de salud seguimos ampliando la capacidad de respuesta estatal con la Ley del Donación de Plasma; Cuidados Paliativos;
Etiquetado; Telesalud; Historia Clínica Digital; Fibrosis Quística, entre otras.


Sabemos que fue un año muy difícil, pero el Estado estuvo presente acompañando a cada argentino y legislamos en función del interés general. Desde el Frente de Todos estamos comprometidos con la construcción de un mejor futuro y no pretendemos volver a la vieja normalidad de la pre-pandemia. Queremos un país más integrado y federal; un país sustentable, que abrace y proteja a la naturaleza de la que somos parte; un país inclusivo, en donde la solidaridad guíe nuestro accionar; un país para todos y todas.

0 comments on ““No volver a la normalidad de la pre-pandemia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s