Cultura Medio ambiente

Una gran culpa acompañó hasta el fin de sus días al autor de “Tiburón”

La viuda de Benchley le dijo a la BBC que, tras escribir la novela, su esposo - agobiado por la imagen negativa que creó en torno a esos animales acuáticos -, se convirtió en un activista para protegerlos.

El escritor norteamericano Peter Benchley, pudo haber tenido un trágico e irónico final en 1974, en Australia, después del extraordinario éxito de su novela “Tiburón”, también un gran suceso en el cine por la película que dirigió (en 1975) un entonces joven Steven Spielberg.

El estadounidense vivió con remordimiento de conciencia hasta 2006. Es que luego de editar el libro investigó con su esposa y llegó a la conclusión de que se ve a los tiburones como depredadores peligrosos, cuando en realidad tienen mucho más que temer de la actividad humana.

Esto debido a la combinación de pesca comercial, caza de trofeo y cambio climático que amenaza a sus poblaciones en todo el mundo.

Bechley escribió sobre un gran tiburón blanco asesino que aterroriza una ficticia localidad costera en Estados Unidos, lo que tuvo el efecto de crearle una pésima reputación al animal.

El autor de la novela vivió arrepentido por la mala reputación que le creó al tiburón blanco

Ahora Wendy, la viuda de Benchely, conservacionista del océano y activista medioambiental, contó a BBC que durante una secuencia de buceo dentro de una jaula protectora, un gran tiburón blanco casi mata a su esposo por accidente.

“Peter estaba dentro de la jaula – refirió – y la tripulación del barco había arrojado carne de caballo para atraer tiburones. Uno hermoso de color blanco llegó a comer un bocado, pero no dio con la carne, sino que mordió la cuerda que la sostenía y se le quedó atascada en la boca”.

“Mientras la filmación continuaba – agregó -, la jaula se volteaba de arriba abajo, de acá para allá. Agarré la cuerda para liberarla de los dientes del tiburón…creo que le salvé la vida a Peter ese día”. Hizo notar especialmente, además, que el escualo pasó la siguiente media hora nadando desinteresadamente de su marido.

0 comments on “Una gran culpa acompañó hasta el fin de sus días al autor de “Tiburón”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s