Justicia Política

El yo acuso de Cristina fue más allá de la justicia

Al exponer sobre la causa del dólar futuro, la Vice insistió que sigue en pleno apogeo el embate de "los poderes permanentes" contra las autoridades elegidas por el voto popular.

Cristina Kirchner le volvió a poner el moño al diseño realizado por el presidente Alberto Fernández en la inauguración de la Asamblea Legislativa: al exponer como procesada, vía zoom, ante los miembros de la Cámara de Casación que entiende en la causa conocida como “dólar futuro”, aporreó no sólo a jueces y fiscales por mantener “en pleno apogeo al lawfare”, sino también a medios de comunicación y sectores económicos concentrados que en su criterio contribuyeron al triunfo de Mauricio Macri, en 2015.

Fue un alegato político vibrante de la Vicepresidenta – hasta hubo conatos de llantos -, para tratar de equilibrar lo que en su criterio es una desigual relación de fuerzas entre el heterogéneo Gobierno del Frente de Todos  y “un sistema podrido y perverso” – así lo llamó -, al que consideró desbalanceado a favor del “poder permanente” de la Argentina.

No habló ya de “tanques mediáticos”. Se limitó a enlazar al actual Poder Judicial, con las características esbozadas, con la capacidad omnipresente, en el pasado dictatorial, de las Fueras Armadas.

Personalizó. Dijo que es bueno “conocerle las caras” a Daniel Petrone (titular del tribunal) y Diego Barroetaveña, y sacar del “anonimato” a quienes deciden.  Pero también cuestionó a los fiscales Carlos Stornelli y Gustavo Hornos, al fallecido juez Claudio Bonadio y a los camaristas Martín Irurzun, Pablo Bertuzzi, Mariano Lorrens y Leopoldo Bruglia, entre otros.

La opinión del periodista especializado Burgueño

Los consideró responsables de “los sufrimientos de la gente” y de comportarse en forma corporativa. También involucró a funcionarios de Macri, como Adolfo Prat-Gay, el “devaluador” Federico Sturzenegger y Mario Quintana. Al último lo identificó como uno de los beneficiados por la compra de dólar futuro y remarcó que no era ni es, precisamente, su “amigo”.

Entretejió la situación de desentendimiento de su esposo, el difunto Néstor Kirchner, con el FMI, a través del pago de los compromisos existentes, con la deuda – “criminal”, según el mensaje presidencial -, de 44.500 millones de dólares asumida por Macri en 2018 con Christine Lagarde y el apoyo de Estados Unidos.

“No les voy a pedir el sobreseimiento – dijo, desatendiendo el consejo de su abogado defensor Carlos Beraldi -, hagan lo que tengan que hacer”. Y dio paso a las explicaciones técnicas de Axel Kicillof y Miguel Pesce, gobernador bonaerense y titular del Banco Central, respectivamente. El que solicitó ser sobreseído fue Alejandro Vanoli, expresidente del BCRA.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “El yo acuso de Cristina fue más allá de la justicia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s