Iglesia Sociedad

Francisco: “El diablo entra por los bolsillos”

Al ordenar hoy a 9 sacerdotes, el Papa pidió evitar la vanidad, el orgullo y el dinero. "No sean empresarios, sino servidores", exhortó a los nuevos diáconos.

El papa Francisco pidió este domingo a los nuevos sacerdotes que se aparten de la “vanidad”, el “orgullo” y el “dinero”, durante la misa celebrada en la basílica de San Pedro, en la que el pontífice confirió la ordenación presbiteral a nueve de ellos.

“El diablo entra por los bolsillos. Piensen en esto. Sean pobres como pobre es el santo pueblo de Dios”, dijo el papa a los nuevos diáconos.

Asimismo, les pidió que “no sean trepadores siguiendo ‘la carrera eclasiástica‘ porque entonces se convertirán en empresarios y funcionarios, que pierden esa pobreza que los asemeja a Cristo pobre, al crucificado”.

“No sean sacerdotes empresarios sino servidores. Aléjense del dinero”, sentenció Francisco.

LEER MÁS:

Al final de la ceremonia, que se ofició desde el altar principal de San Pedro, el de la Cátedra, situado bajo el Baldaquino y que no se utilizaba desde el inicio de la pandemia, el Papa besó las palmas de las manos de los nueve diáconos.

Entre los nueve sacerdotes ordenados por el pontífice figura Samuel Piermarini, un joven italiano que saltó en los últimos días a los medios de comunicación por su particular historia: fue llamado para ser jugador profesional de fútbol, pero el año siguiente entró en el seminario.

0 comments on “Francisco: “El diablo entra por los bolsillos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s