Periodismo Sociedad

La última actuación de Horacio Serafini

Volcado a la actuación teatral en los últimos años, falleció el fin de semana pasado el corresponsal de uno de los principales diarios del interior. No fue neutro. Su recuerdo tonifica para seguir adelante.

Trajinaba toda la cancha como periodista. Siempre en busca de una perla suplementaria. Dulcificaba su rostro – duro en apariencia – cuando hablaba de su hija Julia. En los últimos tiempos, quizá un tanto decepcionado de la profesión, se volcó al teatro, con una pasión que hacía que su escepticismo se transformara en fraterna camaradería, con la complicidad de quienes dieron la triste noticia. Horacio Serafini, histórico corresponsal del cordobés La Voz del Interior – en ese carácter pivote con otros colegas jefes de agencias de diarios alejados de la capital federal y unidos para conseguir entrevistas nacionales de peso -, falleció de manera imprevista el fin de semana pasado, a los 68 años.

Humanidad – quien esto escribe estuvo a cargo de la oficina en Buenos Aires del diario Río Negro -, lo recuerda en la plenitud de su carrera. Incisivo, desconfiado y siempre presto a dar una mano. “Lúcido, inquieto con la información, un amigo”, lo despidió Rodolfo Montes, de La Capital de Rosario, en su página de Facebook.

Vaya una anécdota que lo pinta de cuerpo entero. Los corresponsales fuimos en una Combi de la Rosada a la quinta presidencial de Olivos para entrevistar al ya fallecido expresidente Carlos Menem, una tardecita-noche. A instancias de varios se decidió dejar “embargada” la relevante nota hasta el domingo siguiente. Retornamos cerca de las 22 y decidimos ir a tomarnos unas cervezas para evitar trapisondas y garantizar que nadie se adelantase a publicar la primicia.

Uno de los impulsores de la iniciativa fue Horacio. “Si alguno no respeta el compromiso le rompemos la cara”, avisó. Y me miró fijo. Por supuesto, fui a la tertulia. No era momento de picardías.  Una redactora de La Mañana de Neuquén, por ese entonces propiedad de Julio Ramos, de Ámbito Financiero, se excusó diciendo que se sentía mal y que se iría directamente a su casa. Serafini, severo, le reiteró que no debía alterar el pacto.

Montes y Serafini, en un acto en la cancha de Arsenal en 2017

Llegó el día siguiente y con él la ingrata novedad. En tapa de Ámbito, con la fotografía de todos nosotros alrededor de Menem, la infiel nos dejó pagando con la noticia exclusiva que publicó el matutino de alcance nacional. “No hay acuerdo entre periodistas”, protestó mi editor, desde General Roca y quiso impedir que diera una versión completa y enriquecida de la entrevista el domingo, como se había convenido al margen de las conducciones empresarias. Serafini se indignó y promovió una sanción – imposible -, hacia esa cronista que tan descolocado dejó al conjunto. Hubo que calmarlo.

El periodismo, como la vida, tiene idas y vueltas. Y da revanchas. Hace unos años, Horacio – en su doble papel de más actor-menos periodista -, parecía otra persona. Actuando, desparramaba alegría y contagiaba entusiasmo. Lo vimos en el escenario y escribimos esta breve reseña:

Un machismo acendrado, la paradoja de un desalojo y las pasiones que se desatan a su alrededor – propia de las limitaciones y miserias humanas – se desarrollan en dos interesantes obras del teatro under, en La Ranchería, todos los miércoles unos minutos después de las 20, en México 1152, entre la 9 de Julio y Salta.

Son historias de Conventillo: “El debut de la piba” y “El desalojo”, de Roberto Canol y el gran Florencio Sánchez, que, con música en vivo, se puede recomendar tanto a “amigos” como “enemigos”, según pontificó uno de los actores para los cuales la grieta es el sinónimo natural de convivencia entre argentinos.

Si el primer tramo angustia y despierta indignación en las mujeres, tiene un desenlace reconfortante. Mientras que el animado segundo, donde se destaca el periodista (¿ex?) Horacio Serafini, y la dignidad del “botellero”, es un canto a la esperanza, aunque al final todo se desbanda detrás del vil dinero. No dejar de ir. Neutros también”.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “La última actuación de Horacio Serafini

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s