Cultura Sociedad

Belmondo y un final de película

Emocionante. Con aplausos y lágrimas, al ritmo de Chi Mai, de Morricone, banda sonora de la película El Profesional, fueron despedidos en París los restos del actor Belmondo, fallecido a los 88 años.

A los familiares, amigos y compañeros de pantalla que quisieron darle un último adiós público no les cabía ninguna duda: Jean-Paul Belmondo habría esbozado una vez más esa gran sonrisa que inmortalizó en tantas de sus películas si hubiera podido ver el gran homenaje nacional que le brindó su país este jueves en Los Inválidos de París. La ceremonia, solemne y un tanto festiva a la vez, estuvo presidida por el jefe de Estado francés, Emmanuel Macron, quien tras conocer la muerte del actor galo, este lunes a los 88 años, no dudó en calificarlo de “tesoro nacional” merecedor de unos honores de Estado reservados a muy pocas personalidades de Francia.

“Queríamos a Jean-Paul Belmondo porque se nos parecía. Lo admirábamos, nos hacía reír. Belmondo era un poco nosotros, pero en mejor”, dijo Macron al celebrar a un “héroe de las mil caras” que era “como de la familia”. Belmondo supo “atravesar estilos, épocas, romper todas las barreras” acompañando, para lo bueno y lo malo, a Francia durante más de seis décadas de cambios dentro y fuera de la gran pantalla, afirmó. “Querido Jean-Paul, perderte, hoy, para tantos franceses y francesas, es perder a un inmenso actor, un largo momento mágico del cine francés, y una parte de nuestras vidas”, agregó el mandatario antes de despedirse con un sencillo “Adieu, Bébel”.

Aplausos y lágrimas en la despedida a Belmondo, con la música de Morricone

Tras un minuto de silencio y la entonación de La Marsellesa, el himno nacional, el féretro del actor, cubierto con una gran bandera francesa, fue sacado a hombros de la Guardia Republicana del patio de honor de Los Inválidos, epicentro tradicional de los honores a militares donde Francia también ha despedido, en los últimos años, a personalidades como el expresidente Jacques Chirac, la exministra y activista Simone Veil o el también artista Charles Aznavour. Su último paseo público lo hizo Belmondo al ritmo de Chi Mai de Ennio Morricone, banda sonora de la película El profesional, mientras un emocionado público aplaudía al paso del cortejo y de la familia del actor.

  • De una crónica del diario «El País», de Madrid

0 comments on “Belmondo y un final de película

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s