Argentina Política

Esmeralda «Borocotó» Mitre

Un perfil que encuadró como un enigma - por su actual acercamiento al peronismo -, de Esmeralda Mitre, dueña de por los menos el 25% de acciones de La Nación, trazó Romina Calderaro, en la agencia oficial Télam.

Por Romina Calderaro (Télam)

No es fácil distinguir una esmeralda auténtica de una falsa y lo más conveniente es que lo determine un joyero. Pero hay algunos tips al alcance de cualquiera: la esmeralda verdadera se mantiene fría al tacto, irradia luz verde si se la introduce en un vaso de agua y si se la frota con pedazo de madera blanda, la real brillará aún más, mientras que la falsa mantendrá intacto su fulgor.

Ojalá esos mecanismos pudieran aplicarse a las personas para saber qué es lo que realmente piensan y cuáles son sus motivaciones reales para decir o hacer algo. Pero el ser humano es más complejo y se lo suele juzgar por sus actos, omisiones y palabras.

Precisamente con la actriz, cantante y empresaria Esmeralda Mitre (39) es difícil establecer si sus críticas a Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal y su coqueteo con el Frente de Todos fueron parte de la estrategia para lograr lo que logró – que la Inspección General de Justicia estableciera que ella es dueña del 25% de las acciones del holding La Nación -, o si de verdad le reconoce méritos al actual gobierno.

La más mediática de los Mitre dijo esta semana: «quiero que respeten a mi Vicepresidenta», pero en una entrevista a comienzos del gobierno del FdT sostuvo que «Alberto Fernández tiene el poder para sacarse de encima pronto a Cristina Fernández de Kirchner». Y un tiempito después se indignó por el regreso de Florencia Kirchner después de su tratamiento médico en Cuba: escribió un violento mensaje atacándola:

«¡Claro, ahora no irás presa! ¡No sos culpable de la corrupción estrepitosa de tus padres, que te entregaron sin piedad! ¡Hasta me solidarizo con vos! No seas cómplice, ni de tus padres! Porque vivirás entre rejas igual en tu alma, del mandato del horror y la sangre», posteó en sus redes la hija del fallecido director del diario – Bartolomé Mitre -, que el día de la asunción de Macri como Presidente publicó un editorial pidiendo que los genocidas condenados fueran liberados de la cárcel para gozar del beneficio de permanecer detenidos en sus hogares. El tiempo pasa y últimamente admitió que, si militara en algún partido, lo haría en el Frente de Todos.

LEER MÁS:

Nació el 14 de mayo de 1982. Es una actriz y personaje mediático argentino, chozna del expresidente de la Nación y fundador del matutino, Bartolomé Mitre, e hija del director homónimo del diario hasta el día de su muerte, ocurrida el 25 de marzo de 2020, y de la filósofa Blanca Álvarez de Toledo.

Es culta, magnética, inteligente. Su presencia en los canales de televisión genera rating, tal vez porque parece no medirse nunca con lo que va a decir. Verbigracia, increpó al jefe de Gobierno porteño, Rodríguez Larreta, en la mesa y ante la incomodidad explícita de Mirtha Legrandcuando ya estaba en guerra con el macrismo.

Como actriz, participó en programas de televisión como «Guapas» y «Floricienta» aunque su mayor actividad fue en teatro, por ejemplo, con la versión de «Hamlet» de Juan Carlos Gené y de «Incendios», dirigida por Sergio Renán.

Su paso por «Bailando» y «Cantando por un sueño», los ciclos de Marcelo Tinelli, la convirtieron en un personaje popular. Ella lo sabía y lo deseaba. Dijo que la «intuición» le indicó ese nivel de fama era lo que estaba buscando.

Esmeralda fijó este tuit en su cuenta del pajarito

El 7 de diciembre de 2014, después de seis años de noviazgo, Esmeralda Mitre y Darío Lopérfido tuvieron una boda para 400 invitados en el Tenis Club Argentino de Palermo. Días atrás, se habían casado en una ceremonia íntima en la parroquia Santo Domingo de Guzmán, en Acasusso.

Atravesaron juntos el escándalo por las declaraciones negacionistas del entonces ministro de Cultura porteño, cuando puso en duda que los desaparecidos en la última dictadura militar argentina hayan sido 30.000. En ese momento, ella lo consoló amorosamente y ahora, cuando le preguntan por el tema, dice que su ex fue malinterpretado. y que tal vez se haya expresado mal.

Se separaron en mayo de 2019 en muy buenos términos. Aunque sus caminos se distanciaron – Lopérfido reside en Alemania hace varios años -, siempre que Esmeralda habla de él, lo hace con mucho cariño.

Cuando se le pregunta ahora, Esmeralda dice que se dio cuenta de que el gobierno de Macri había fracasado cuando perdió las PASO por un enorme margen ante Alberto Fernández.

Esmeralda estuvo casada con Lopérfido, tenaz antiperonista, pero habla de él con mucho cariño

Pero cuando se escarba un poco en lo que piensa y dijo sobre esa derrota, aparece su ideología. «La gente votó a Macri porque quiso un cambio, quiso ver presa a gente que robaba, quiso que cambiara cosas, y él no las cambió. Me parece que no fue lo suficiente duro como tenía que ser. Los ajustes para mí no fueron ajustes».

Esmeralda hubise querido no que el expresidente se inclinara hacia la consigna peronista de la justicia social, sino que ajustara más rápido, como le dijo Macri al escritor Mario Vargas Llosa que iba a hacer si accedía a un segundo mandato.

En una entrevista, dijo que su modelo político era el expresidente español del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy. «Lo que hizo Rajoy fue sacar a la gente. Los créditos que no se pagaban, afuera. La gente se moría de hambre y los dos primeros años lo odiaron. Pero los siguientes dos años la gente vio que gracias a ese gran ajuste, que acá se hizo paulatinamente para no quedar mal con los que no los votan, allá lo hicieron a todo trapo. Y sus últimos dos años de mandato la economía volvió a estar en su lugar. Entonces la gente vio que el país volvía a estar bien y Rajoy fue reelecto. A lo que voy es que cuando hacés política tenés que ser duro«, dijo en una entrevista la blonda, a sabiendas de que ese ajuste, de haberse hecho, no lo hubiera sufrido una persona como ella.

De hecho, una de las grandes críticas que le hace al expresidente Macri – que últimamente no se le oye repetir, pero que aparece en un repaso de sus entrevistas -, es que haya aumentado los planes sociales.

Cierta vez le consultaron sobre las declaraciones de Susana Giménez, que había dicho que los pobres se tenían que ir al campo.

Ahora, Esmeralda es invitada a C5N y pide respeto por Cristina


«Ella (por Susana) en un punto tiene razón, porque lo que dice es un tema cultural. Si bien es cierto que en la Argentina no hay trabajo porque la economía no crece, sí hay gente que podría trabajar y no lo hace porque depende de un plan. Eso pasa porque en nuestro país se perdió la cultura de trabajo en el kirchnerismo, y también con Cambiemos hicieron lo mismo y dejaron los planes, y los duplicaron. Eso no es cultivar la cultura del trabajo. Susana quizás no se expresó de la mejor manera, pero lo que quiso decir es algo positivo: promovamos la cultura del trabajo porque hay mucha demanda en el campo, por ejemplo. Mucha gente que necesita trabajar y sin embargo tienen planes. Tenemos 20 millones de personas viviendo del Estado», declaró.

Pero todo ser humano tiene derecho a cambiar, de hecho revisar las propias creencias es un signo de inteligencia cuando se puede fundamentar de un modo genuino su nueva óptica de mirar un tema o la opinión sobre alguien.

Ahora repite a quien quiera oírla que desde el grupo La Nación se hace macrismo explícito y que es evidente el ataque constante a Cristina.

«Es reprochable cómo lo manifiestan a nivel mediático. Lo único que hacen es hablar bien de Mariu (Vidal), Horacio (Rodríguez Larreta), de este y el otro. Quiero que respeten a la Vicepresidenta«, dijo.

La relación mediática  entre ambas fue cambiando, sobre todo desde que la Vicepresidenta la mencionó en Tecnópolis, en el acto de cierre de campaña del Frente de Todos de cara a las elecciones de medio término. «Me enteré del departamento de Vidal en la Recoleta por una rubia, que no es peronista ni es ‘groncha’, una rubia que si este país fuera una monarquía ella sería no menos que duquesa», dijo.

De momento y tras ser recientemente reconocida como heredera de La Nación por la IGJ (con un 25% de las acciones), la actriz criticó los ataques del diario y del canal LN+ contra Cristina Kirchner y volvió a vincular a Macri como presunto inversor.

«Hoy vuelve un Mitre a La Nación, es algo importante», resaltó. Y agregó: “Esto es un triunfo mucho mayor. Ganamos el 25% de la empresa, más las acciones que habría en KMB (la sociedad anónima creada en 1996 por el padre de la actriz) estaría dando el 35% de acciones del diario. Esto es algo muy fuerte».

«Mi padre respetaba a la gente, era un señor. La que ganó soy yo. Mis hermanos ganaron porque heredan, pero el trabajo lo hice todo yo y la presidenta de la asamblea voy a ser yo», finalizó.

Habrá que ver si cuando se materialice su injerencia en el diario, la línea editorial se vuelve efectivamente más pluralista. Y el joyero que deterrmine si su viraje fue genuino o una jugada de ajedrez con el único fin de defender sus intereses económicos será el tiempo.

0 comments on “Esmeralda «Borocotó» Mitre

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s