Economía Política

Comercio regional en Ciudad del Este, con rechazo al peso argentino

El diario de Cultura publica hoy un informe sobre la Ciudad del Este, la población paraguaya ubicada en la Triple Frontera con Argentina y Brasil. Pocos datos actuales y la irrelevancia del peso argentino.

Ciudad del Este, paraguaya, libre de impuestos (alguna vez llamada meca del contrabando y sospechada de cobijar de terroristas, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EEUU) es una localidad libre de impuestos que continúa siendo clave para la Triple Frontera junto a Foz do Iguaçú, Brasil y Puerto Iguazú, en la Argentina.

En la década del 50. Luego de la caída del presidente argentino Juan Domingo Perón, el gobierno de Paraguay impulsó con audacia la llamada “marcha hacia el este”, en busca de una salida al Atlántico por Brasil.

Esta maniobra, a través del Río de la Plata, generaba un alto costo debido a las distancias que tornaban poco competitivo el precio del flete de los productos a exportar, al igual que los que ingresarían desde el exterior.

Allí, tomó forma la idea de construir una nueva ruta, bordeando el Río Paraná y el responsable de este desafío fue el capitán Porfirio Pereira Ruiz Díaz, que realizó la tarea al mando de varias unidades militares.

La dimensión y el esfuerzo que significó la apertura de la ruta que generaría nuevas perspectivas para el país, y que concluiría con la fundación de la ahora llamada Ciudad del Este.

La triple frontera, agitado centro comercial

En 1955, se constituyó la comisión Mixta Paraguayo-brasileña que impulsó la vía al este y, un año después, se realizó el vuelo de reconocimiento sobre el Alto Paraná lo que requería la creación de una nueva ciudad.

En ese entonces, el país estaba gobernado por Alfredo Stroessner, quien fue primer mandatario por 35 años, al frente de una larga dictadura. Éste encomendó a su Ministro del Interior, Edgar Insfrán, activar el nuevo proyecto que tuvo fecha de creación el 3 de febrero de 1957, cuya denominación inicial fue Ciudad Puerto Presidente Stroessner.

A partir de su implementación la región cambió de raíz su fisonomía. Fue en 1960, dos años despues de su fundación, que dos de sus emprendimientos resultarían estratégicos. El primero, la construcción del Puente de la Amistad que une a Paraguay con Brasil y, en segundo lugar, la hidroeléctrica Acaray, que alteró la realidad de los paraguayos.

No solo las películas pintan una leyenda negra de Ciudad del Este

Debido a la importancia energética, en los años 70, exactamente en 1973, se firmó el Tratado de Itaipú, que proyectó la construcción de la mayor hidroeléctrica del mundo, que iniciaría sus trabajos 365 días después.

Ciudad del Este, se transformó en un paraíso comercial y su desarrollo fue explosivo. Luego del golpe de estado que terminó con el régimen de Stroessner, en 1989, adquirió su actual denominación. El intenso movimiento productivo la convirtió en la capital del comercio regional.

En Ciudad del Este se distribuyen, con mucho dinamismo, desde aparatos electrónicos hasta juguetes, perfumes, ropa, herramientas y una gran variedad de productos. No incluye automóviles y maquinarias pesadas.

Entre los años 1995 y 1996 se estimaba que, diariamente, el comercio de Ciudad del Este vendía la cifra sideral de 44,5 millones de dólares diarios, lo que equivalía alrededor de tres veces el producto bruto interno del país, solo superado por Miami y Hong Kong.

Ciudad del Este, cosmopolita por excelencia, con empresarios radicados desde hace tiempo, de países árabes, chinos, japoneses, coreanos y brasileños, entre otros, conviven en perfecta armonía. Estos ciudadanos, por lo general, residen en la propia ciudad paraguaya o, en su defecto, en el lado brasileño de las Cataratas, en Foz do Iguaçú.

Es muy común acceder a restaurantes con comidas árabes lo que acrecienta, aún más, la posibilidad de alternar con la gastronomía de Oriente Medio. La comunicación está facilitada por el entendimiento de las lenguas portuguesa y/o española.

Las compras pueden realizarse con reales, la moneda brasileña, o con dólares estadounidenses. El peso argentino, debido a su constante pérdida de valor, no es tan aceptado por los comerciantes de la exPuerto Sroessner.

Hay que tener, sí, mucho cuidado al comprar, ya que existe mucha mercadería falsificada con similitudes, muy bien logradas, con productos originales.

  • Informe para el Diaro de Cultura de Alberto Curia

0 comments on “Comercio regional en Ciudad del Este, con rechazo al peso argentino

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s