Sociedad

Chau Marcelo

A los 62 años, tras padecer una penosa enfermedad, falleció hoy el periodista Marcelo Helfgot, un observador minucioso desde el retorno a la democracia y especialista en temas de la UCR. La despedida de uno de sus compañeros.

Por Ernesto Jackson

Otro golpe. De esos que nos duelen. Fuimos compañeros durante unos cuarenta años, transitando la «cuadra» de Clarín, esta redacción que nos encerró tantísimos momentos buenos, y de los otros. Fue uno de esos ejemplos más lindos en esto de definir la pasión por el periodismo. Marcelo Helfgot estuvo hasta el mismo final, escribiendo sus crónicas y columnas políticas. Juntos compartimos aquellos años riquísimos del periodismo «pesado» en los años 70 y 80, cuando los dirigentes civiles y los militares marcaban a fuego cada edición. Lo recuerdo extremadamente cuidadoso con sus crónicas. Impecables. A tal punto que cada noche nos arrancaba un reclamo porque a la hora de cierre, sus textos eran los últimos en llegar.. Días atrás, como de costumbre, compartíó conmigo materiales interesantes de personajes y protagonistas actuales. Disfrutaba cada documento que pasaba por sus manos, como ese corto video de Don Ricardo Balbín explicando el sentido de la palabra amistad cuando despidió, valga la redundancia, a su «amigo» Juan Perón. El pasado 27 de agosto pasado, escribió una columna que tituló El caos como método para recuperar la centralidad. La leí y, de inmediato, por mensaje, se lo comenté, estando él en su casa. Y le dije: «Va en tapa».

«Gracias. ¿Quién tomó la decisión?», me preguntó, sin ocultar su alegría y satisfacción.

Después de contarle, me respondió:

«OK. Lo tomo como un homenaje».

Es un reconocimiento a tu laburo, Marcelo, le dije.

«OK, abrazo», me respondió a las 22.29 de aquel 27 de agosto. Ya sonaba a despedida.

Se fue un gran tipo, un buen amigo, entrañable, compinche en mil noches de ediciones. Maestro de cronistas que dominaba, en su caso, la interna de los radicales como pocos. Siempre tenía las puertas abiertas para contar con lujo de detalles las trenzas, los cruces y las complejas negociaciones de aquellas memorables e interminables convenciones de los «boinas blancas» en el comité nacional.

A la hora de las brujas, en la redacción, cuando la hora de los cierres nos apuraban, siempre estaba Marcelo Helfgot con su trabajo impecable. Mucho dolor. Ya lo estamos extrañando…

  • Imagen destacada: Marcelo Helfgot, a la derecha, junto con Armando Vidal, en la vieja redacción de Clarín

0 comments on “Chau Marcelo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s