Mundo Sociedad Turismo

Viajar, expandiendo las fronteras

Del turismo dependen muchas cosas. Como primero y primordial, del interés de la gente por viajar y disfrutar terrenos desconocidos. Expandir fronteras, como si algo nuevo fuera a cambiar [...]

Del turismo dependen muchas cosas. Como primero y primordial, del interés de la gente por viajar y disfrutar terrenos desconocidos. Expandir fronteras, como si algo nuevo fuera a cambiar. Como si una experiencia nos fuera a transformar. Es que realmente, hacer un viaje es uno de los inventos psicológicos y materiales más interesantes para el ser humano. Porque no solo es un beneficio para quien nos vende el viaje, sino que también para los que adquirimos el boleto y la reserva, sumergiéndonos en el mayor ideal de descanso y desconexión con la rutina.

Humanidad

¿Por qué nos incomoda la rutina? ¿Incomoda realmente? Varía, como en gran parte de las cosas, de qué tipo de individuos estemos hablando. Pero no hay nada como la primera vez que se descoloca a la rutina. El primer viaje en avión, por ejemplo, sea en cualquiera de las aerolíneas que el mercado vende, es una de las posibilidades que maravillan a quienes pueden.

Volar por los cielos es algo que mucho tiempo atrás ni hubiera entrado en el marco de lo posible. Expandimos nuestras fronteras. La humanidad pegó un salto hacia arriba, con su inventiva constante y evolución mental. Esta idea de civilización fue adquiriendo mayores ventajas, pero desafíos más profundos.

lugar
Asentamientos informales: La otra cara del progreso

¿Será que cada uno de nosotros, a su manera, busca expandir sus propias fronteras? Cierto o no este planteo filosófico, los viajes hacen realidad una ilusión, un ideal de descanso. Pero por sobre todo generan recuerdos, experiencias y momentos de vida, junto a la compañía más próxima y querida. Todos los viajes, todas las vacaciones, se dan por causa de las oportunidades y características específicas de lo que nos rodea. Tanto condiciones materiales como emocionales entran en la balanza.

Todo esto que forma la aventura y el presente de nuestra vida, marcas de aerolíneas como easyjet o la de los propios hoteles en los que nos alojamos, acompañan nuestra estadía, nuestro paso por el famoso “descanso” -con sus más que posibles problemáticos interines-, como parte de la maquinaria que ordena el hecho. Nuestro primer viaje, nuestro primer vuelo, tienen marcas que hacen posible el resultado final, que es el de disfrutar la novedad, la expansión de las fronteras y “repetir” la primera vez.

 


Leer más en Humanidad¿Quién es el escritor al que le gusta imaginar pero no escribir?

Anuncios

0 comments on “Viajar, expandiendo las fronteras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s