Adolescentes Entrevistas

“Las preguntas que deben ser preguntadas”

En esta oportunidad le hicimos unas preguntas a Joaquín Paganetti, un estudiante de secundaria que corre y escribe, además de ser el creador y editor de Humanidad.com.ar [...]

A continuación, una entrevista de Lucia Calvete, una adolescente emprendedora y alumna de 5to año de la escuela María Claudia Falcone, para un trabajo escolar de la materia de Comunicación, a cargo de la profesora Patricia Ambrosio, al director de Humanidad.

Por Lucía Calvete

En esta oportunidad le hicimos unas preguntas a Joaquín Paganetti, un estudiante de secundaria que corre y escribe, además de ser el creador y editor de Humanidad.com.ar. Te dejamos con sus interesantes respuestas.

img_20171130_070155761.jpg

¿Por qué te gusta el periodismo?

Porque desde muy chiquito conozco los diarios y lo que es sentarse a leer las noticias gracias a mi abuelo Arnaldo, que es periodista. Él me introdujo un poco en la charla de la actualidad política y social. Con todo esto me causó mayor interés la idea de informar, dar a conocer y hacer que la gente esté concientizada y la sociedad tenga fuentes confiables para informarse.

¿Qué es el periodismo para vos?

El periodismo para mi ha tenido muchas transformaciones, teniendo a la informática como una de las principales cosas que la hicieron cambiar. Creo además que lo tradicional y lo básico de la función del periodista (informar), suma más desafíos hoy en día para no caer en la trampa de noticias falsas, o fake news como se las suele llamar, ni en la idea del periodismo a través de un negocio por internet trabajando con notas a favor del concepto de que “mientras más vistas tenga, mientras más clicks haya o mientras más tráfico tenga en internet mejor va a ser la nota”. Para mi el periodismo es hacer artículos informativos que a la gente le interesen y le atraigan no solo por su calidad en cuanto al tema de actualidad, sino que también y por sobre todo lo que mantiene un fundamento base que es la información real de investigaciones de los hechos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Cómo fueron tus comienzos en la escritura? ¿Qué te motivó?

Antes que periodista, soy escritor. A los doce, trece años, estaba leyendo un libro de filosofía llamado “El Mundo de Sofía”, de Jostein Gaarder, un escritor noruego, que me abrió realmente la cabeza. Me hizo pensar y repensar todo lo que me rodeaba filosóficamente y a partir de aquel momento empecé a escribir. Comencé con notas filosóficas y reflexivas, no políticas ni periodísticas. Después de los quince años, ya habiendo recolectado varias páginas de escritura personal, busqué darle un marco profesional a lo que estaba haciendo. Así que empecé a buscar un trabajo de periodista para mismo desarrollar todo lo que aprendí junto a mi abuelo, lo que él me enseñaba y me charlaba, siendo periodista y teniendo un cargo muy importante en un diario histórico de la Patagonia Argentina. Me impulsó la facilidad y el carácter innato que tenía para escribir. También la posibilidad de desconectarme con todo lo que me rodeaba físicamente para sumergirme en algo mágico. La escritura para mi es algo mágico. Entonces ya tener ese impulso fue muy valioso y se me hizo mucho más fácil hacer notas periodísticas con respecto a política, cultura, fútbol, lo que venga. Porque ya tenía el pilar base, la estructura, que era escribir. Otro impulso muy importante fue mi abuelo, que lo voy a repetir mucho, porque él me hizo realmente sentir orgulloso de lo que es el periodismo, un periodismo real, confiable, de calidad, con una visión abierta.

“La escritura para mi es algo mágico”

Tenes una página web, contanos un poco sobre eso

Sí, tengo mi propia página web, Humanidad.com.ar, soy el actual editor y director. Es un proyecto que empezó el seis de agosto de dos mil dieciséis con un impulso personal a través de una plataforma sencilla de utilizar. Todos los conocimientos digitales los fui aprendiendo de una manera amateur e independiente. Y eso fue lo que a mi mismo me sorprendió, es decir, pudiendo comparar con páginas como la de Clarín o la de La Nación, que tienen estructuras muy complejas. Me resultó difícil pero con el tiempo fui mejorando. Al principio fue hacer las noticias junto a mi abuelo y después se empezó a formar un grupo de adolescentes interesados en compartir sus reflexiones y noticias también. De hecho, el primer eslogan de la página fue “Humanidad Noticias y Reflexiones”. Este importante grupo de chicos que tienen un fuerte vínculo con la escritura está escribiendo actualmente poemas, cuentos y demás. Humanidad es algo de lo que realmente estoy enamorado. Es muy íntimo e interior y creo que va a tener un muy buen camino. Tiene un modo reflexivo y rebelde, como dice la página. Luego empecé a escribir para el medio de noticias SECCIÓN CIUDAD, e hice, entre otras cosas, entrevistas a la Vicepresidenta de la Nación, a la Ministra de Seguridad de la Nación, al Ministro de Interior de la Nación, a presidentas de juventudes políticas, presidentes de clubes de barrio, un ex Jefe del Ejército, entre otros. Ya hice más de treinta notas con respecto a la cultura de la Capital Federal y así empecé con un trabajo más profesional en el que pude demostrar mi capacidad, con una pasión enorme. Me nace así querer informar a la gente a través de las preguntas que deben ser preguntadas.

Marangoni
Joaquín, en plena entrevista

¿Cómo es ser periodista a los diecisiete años?

Es una locura. Es asombroso porque tenes un montón de cosas para hacer y lo que vos haces en tu momento de vida es lo que, además de definir tu futuro, define tu hoy, tu presente. Uno puede desear muchas cosas para el futuro y yo en los últimos tiempos de mi adolescencia pienso en mi presente, en qué quiero hacer ahora y en qué puedo hacer ahora. A muchos adolescentes nos pasa a veces que estamos aburridos, vacíos, poco entretenidos y tenemos mucho tiempo libre. Entonces a partir de ese tiempo y mis ganas de hacer, mi productividad y energía, busqué esta tarea. Ser adolescente y hacer periodismo es muy loco, porque primero que nada, no todos te toman dan bola. Y a los que querés llegar para hacer preguntas te ven como un pibe, le quitan la seriedad al asunto y ahí tenés un obstáculo. Y ni hablar siendo adolescente mujer y otras condiciones como el determinado color de piel, la compostura física, etcétera, que en una parte de la sociedad no está saldado. Ser adolescente está muy devaluado, muy tirado para abajo. Entonces tuve que demostrar otra cara de la adolescencia, que está pero que no se ve. Mi vida comúnmente es salir a correr al menos una hora todos los días, que es lo que más me despeja y ayuda a mantenerme conectado con la naturaleza, porque después tengo que estar encerrado en mi casa escribiendo en la computadora, la cual es a veces una gran aliada y otras tantas una gran enemiga. A veces uno tiene que tener tiempo para socializar y por suerte socializo bastante.

¿Considerás que un título es importante para ser algo o alguien, en este caso, periodista?

De por sí, ya somos alguien, siempre somos alguien, siempre tenemos que valorar nuestra propia condición de vida, que es lo más importante. A la vez, siempre va a ser importante un título universitario. Lo que hoy vemos en el siglo XXI es que ya no es un facilitador de cosas el título, sino que se convirtió en un requerimiento. De todos modos, también creo que los conocimientos se pueden adquirir en la calle y que inclusive se puede aprender mucho más ahí, en el sentido figurado, escuchando y viendo cómo actúa la gente. Pero la universidad es un claro facilitador para hacer mejor lo que uno quiere hacer y puede ayudar a evitar varios errores. El periodista hoy tiene que tener varios conocimientos. Yo tengo algunos por investigación personal y otros por mi abuelo. El que no tiene esas llegadas tiene que buscarlas a través de una carrera y de un trabajo. No creo que un título universitario tenga que ser obligatorio para hacer periodismo, por como están dadas las condiciones hoy. Para mi sí es fundamental un maestro que te transmita la pasión del trabajo, la pasión de informar. La mejor escuela del periodismo es la redacción.

¿Cómo te proyectas en un futuro?

Me veo escribiendo, haciendo más artículos dentro de lo posible. Estudiando mucho porque actualmente hago el CBC en la Universidad de Buenos Aires para Derecho o Ciencia Política, aún no estoy decidido. Me proyecto feliz, escribiendo, corriendo y amando a mi familia, a mis abuelos. Uno vive de esas pequeñas cosas más que de una proyección a largo plazo.


Leer más en Humanidad: Amar, nuestro factor común

Anuncios

0 comments on ““Las preguntas que deben ser preguntadas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s