Argentina Sociedad

“Macri está obsesionado por demostrar que Argentina funciona bien”

Entrevista exclusiva a Mariano Bergés, de la Asociación “Salvemos al fútbol”

Primero expresó su “sorpresa” porqué los titulares de la Conmebol, Alejandro Domínguez y de la FIFA, Gianni Infantino, hubiesen “compelido” a los presidentes de River y Boca, Rafael D´Onofrio y Daniel Angelici, a disputar “a cualquier costo” la final de la copa Libertadores, para “mantener el negocio”, tras ser vulneradas a ojos vista las condiciones de seguridad, el sábado pasado, en las adyacencias del Monumental.

Enseguida, Mariano Bergés, a cargo de la Asociación Civil “Salvemos al fútbol”, despotricó contra un sistema que responde a pautas culturales y emocionales, agravadas por la situación social. Puntualmente, aseguró que el Presidente Mauricio Macri, está “tan obsesionado en demostrar al mundo que el país funciona bien, que ello terminó jugándole en contra”.

El ex juez de instrucción se pronunció a favor de un plan de mediano plazo, conjeturó que Macri “no querrá ganar el partido en un escritorio” (a propósito de la reunión de hoy en la sede de la Conmebol, en Asunción), y dijo que “el ruido por esta final se agigantó” por su trascendencia internacional, pero es repetitivo localmente.  Mencionó los graves incidentes entre All Boys y Atlanta por la “B” Metropolitana, y el encuentro sin público que jugaron en Sarandí Rosario Central y Newell´s Old Boys.

RIVER-BOCA Final de la Libertadores 2018 – Foto MARCELO CARROLL

¿Qué conclusiones saca de los bochornosos episodios del fin de semana alrededor de la frustrada final entre River y Boca?

MB: No lo llamo bochorno. Esto podía pasar por fallas en la seguridad y en la justicia. Reconozco que es un gran papelón. Hay actos de ineficacia policial avalados por la política. Uno más. El encuentro después del ataque al ómnibus donde viajaban los jugadores de Boca, no se podía realizar. El sábado y domingo se juntaron allí, cada día, más de 60 mil personas.

¿Qué tiene que pasar ahora?

MB: Tiene que haber sanciones por parte del organismo rector. Pero la Conmebol no tiene facultades de disponer que se juegue en un estado determinado. Deben definirse antes cuestiones de seguridad básicas. Me sorprendió y mucho que los presidentes de la FIFA y de la Conmebol, pretendieran la disputa a cualquier costo para mantener el negocio y por ello hayan compelido a D´Onofrio y Angelici. Tenían que haber dispuesto la suspensión inmediata por lo ocurrido en el colectivo.

¿Cómo debió haberse procedido?

MB: Están llegando a Buenos Aires miles de agentes de Estados Unidos, China, Alemania, Gran Bretaña y otros países, para el G-20. Lo que da un criterio de la envergadura que tiene la organización y seguridad de este tipo de eventos. La final de la Libertadores entre River y Boca, debió tener un protocolo más riguroso, con papeles y documentación que permitiesen corroborar lo que se hizo bien y lo que se hizo mal. Eso no ocurrió. Existía cuando la ministra era (Nilda) Garré, para controlar a la policía, pero llegó (Sergio) Berni y eso se modificó hasta hoy. No hay protocolos escritos.


“Desde 2013, ningún gobierno, nacional, provincial o municipal, capacita sobre operativos de seguridad”


En las primeras declaraciones, D´Onofrio y Angelicci, dijeron que se trató de un puñado de inadaptados…

MB: …es la típica respuesta que dan las autoridades deportivas y políticas cada vez que ocurre un hecho de estas características. Le echan la culpa a los barrabravas y a un grupo de inadaptados, que son muy pocos. Pero la violencia no es solo patrimonio de ellos. Hay otros factores: abusos y corruptelas policiales, connivencias de directivos con políticos, el mensaje de algunos periodistas. Los simpatizantes del fútbol, por una cuestión emocional y psicológica, adhieren a la cultura del aguante.

¿Esto significa….

MB: …que no pueden permitir que su equipo pierda, no lo pueden tolerar y se mantienen en sus trece. No digo que no pase nada en otros países, pero en la Argentina existen rivalidades y encontronazos muy fuertes, potenciados ahora por las redes sociales. Además de lo que pasó en el colectivo, hubo hechos vandálicos muy graves. Los hinchas ya no piensan en los gravísimos incidentes. Unos esperan que Boca gane los puntos en el tribunal de disciplina, los otros, los de River, que eso no pase. Hay que hacer funcionar mejor el operativo de seguridad. D´Onofrio gastó 10 millones de pesos el sábado y otros 10 el domingo.

Por lo que dice, no hay solución en el corto plazo…

MB: Esto se resolverá en el mediano plazo. El fútbol está inmerso en una realidad social que se da en las grandes ciudades, como Buenos Aires y el conurbano. La seguridad no es un tema menor. Hace 5 años que no hay visitantes en la cancha y así como Daniel Scioli se mandó una bravuconada demagógica en el 2015, ahora lo hizo Macri, pidiendo el regreso de los visitantes. Macri cambió de idea porque el ministro de Seguridad porteño Martín Ocampo (lo echaron ayer), lo convenció de que no estaban dadas las condiciones.

¿Por qué Macri tuvo esa idea, siendo un dirigente que viene del fútbol y conoce el paño?

MB: Porqué está obsesionado en mostrar al mundo que el país funciona bien. Y eso le juega en contra.

Bueno de los 121 países afiliados a la FIFA, solo uno no permite el ingreso del público visitante a la cancha…

MB: Me está diciendo que la mosca negra es la Argentina. Otros países tienen sus problemas. Esto se solucionará trabajando sobre los grupos violentos y los mecanismos de seguridad. Se saca de las canchas a unos barras bravas y aparecen otros ¿Sabe la cantidad de plateístas, con estudios, muy educados y con funciones importantes, que se transforman enfurecidos cuando ingresan a una cancha?

¿Estamos estigmatizados?

MB: Para no repetir estas cosas hay que trabajar mucho y mejorar. Desde 2013, ningún gobierno, nacional, provincial o municipal, capacita sobre operativos de seguridad. Nosotros como entidad no gubernamental queremos que vuelva el público visitante, pero no groseramente. Primero debe haber una infraestructura adecuada.

Salvemos al Fútbol“, la Asociación Civil por un Fútbol sin Violencia

¿Influye el factor droga?

MB: Sí, pero no es el único motivo. No hay que reducir el asunto. Están los tremendistas: hay que matarlos a todos, hay que meterles bala. Y después no pasa nada. Obviamente, el narcomenudeo nutre la violencia en el fútbol, pero la situación social general también la complica.

¿No sirven “los pactos de caballeros”?

MB: En parte lo que pasó el sábado, tiene una similitud con lo ocurrido en la cancha de Boca en 2015. Macri quiere demostrar al mundo que este partido se puede jugar en la Argentina. Es un capricho, como lo son las manifestaciones de (Patricia) Bullrich. Ojo, también incurrió en lo mismo Aníbal Fernández cuando (en 2011) River descendió a la “B”. Le impuso su criterio a la ministra Garré que no quería público, y todo termino en un gran desbande…son negligencias e imprudencias que terminan como la catástrofe ferroviaria de Once o la del boliche Cromagnon.

¿Puede prosperar el reclamo de Boca ante la Conmebol?

MB: Macri, como es de Boca, querrá demostrar que no gana un pleito de este tipo en un escritorio.


Leer más de Arnaldo: RECONCILIADA CON MOYANO, CRISTINA CONVOCA A SEGUNDAS Y TERCERAS LÍNEAS

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on ““Macri está obsesionado por demostrar que Argentina funciona bien”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s