Filosofía Vida

Fin de ciclo

Empezar y terminar. Estamos tan acostumbrados a estas palabras. Pareciera que desde que nacemos entramos a un ciclo que justamente algunos llaman el ciclo de la vida. ¿Es real esto? [...]

Empezar y terminar. Estamos tan acostumbrados a estas palabras. Pareciera que desde que nacemos entramos a un ciclo que justamente algunos llaman el ciclo de la vida. ¿Es real esto? 

Serie de fases o estados por las que pasa un acontecimiento o fenómeno y que se suceden en el mismo orden hasta llegar a una fase o estado a partir de los cuales vuelven a repetirse en el mismo orden“. Esa es la definición del Internet acerca de “ciclo”. ¿Sera de esta forma que encontramos la noción ideal para las cosas que hacemos? ¿Las cosas se repiten?

Indudablemente las etapas como la niñez, la adolescencia y la adultez, a pesar de ser innegablemente universal en todos los que poseemos los mismos rasgos biológicos del ser humano, marcan nuestra presencia física, mental y sentimental de una manera especial. Nunca se repiten de la misma forma. Sin embargo, pareciera existir la posibilidad de que estamos sujetos al ciclo, este famoso ciclo repetitivo. Sujetos no solo al orden repetitivo de los contextos, sino que también sujetos a lo característico de nuestra presencia, lo que la personaliza. Nuestra querida vida.

De esta forma la confusión nos llama. ¿Somos fichas repetidas o seres únicos? Los finales de ciclos sirven para plantearse esto. Es que un trabajo, una actividad, una presencia, se han hecho notar durante determinado tiempo de vida. La vida pasó allí mientras otros le suman en el presente más momentos únicos. Sí, únicos. Es que finalmente solo hay una mirada. Un par de ojos pueden ver al resto mientras que dos manos toman a otras para hacer del tiempo algo sociable y colectivo. 

Empezamos y terminamos, como cuando leemos y escribimos. Hay inicio y hay fin. El problema humano no parte de ninguno de estos, sino que se genera por algo más profundo. Algo que no nos deja parar, quedarse en una nada. Esperando que nada empiece y nada termine. Porque somos humanos. Somos por naturaleza seres que empezamos y que luego terminamos.


Leer más de Joaquín: Ver o ser visto

Periodista y escritor, fundó Humanidad el 2016 a sus 15 años de edad. Actualmente estudia abogacía en la Universidad de Buenos Aires y dirige el medio.

0 comments on “Fin de ciclo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s