Argentina Política

Todo, a primera vuelta

A dos semanas de las PASO, los polos opuestos forzarán la concurrencia de votantes e intentarán que la elección se resuelva el 27 de octubre.

Mientras el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, declaró que si la polarización es muy alta el 11 de agosto, “hay posibilidades” de que la elección se defina el 27 de octubre, una de las espadas de la gobernadora María Eugenia Vidal, fue más contundente al vaticinar que no habrá necesidad de segunda vuelta en noviembre.

Tanto Frigerio, como el dirigente que habló en off (Marcos Peña unifica el discurso oficial), coincidieron que es una elección “trascendente” que marcará el rumbo de una o dos décadas, porque la bifurcación de modelos conduce a metas muy distintas, aunque nadie desconoce el proceso globalizador y capitalista con bemoles. Y que el fantasma de Venezuela, que agitan los sectores más extremos, es algo lejano a la Argentina.

Fuerte defensor de Vidal, aún admitiendo que está debajo de Axel Kicillof unos 3 o 4 puntos para el 11 de agosto (“algo reversible”, se entusiasmó), el portavoz bonaerense hizo hincapié en “errores económicos garrafales” de alguno de los  CEOs de Mauricio Macri. Mencionó como positivas las salidas de Nicolás “Nicki” Caputo” y del ministro Juan José Aranguren, aunque reconoció que todavía hay funcionarios que piensan más como empresarios que como servidores del pueblo.

Por ese motivo, celebró la postulación como vice del peronista, Miguel Pichetto, de probada lealtad al Poder Ejecutivo, sea quien sea. El senador es un hábil operador en el Congreso. Si bien aceptará las órdenes de Macri, cuando se planteen reformas estructurales, será un dique de contención si el sector patronal, en el imprescindible proceso modernizador, avanza sobe las conquistas obreras consagradas por el Movimiento al que pertenece. Así lo hizo saber a Humanidad, el senador del MPN, Guillermo Pereyra, uno de los preferidos del Presidente. La suerte del representante de Río Negro, obviamente, será muy distinta si gana o pierde Macri.

Para Frigerio (como para Alberto Fernández) la hiperpolarización es un hecho

En el kirchnerismo, en sentido contrario, también apuestan a un resultado contundente, en este caso a favor de Fernández-Cristina, el 11 de agosto. Aspiran a resolver el pleito en octubre, con la ayuda entre otros de Sergio Massa, quien se integró en forma más débil al Frente de Todos. Ahora, habrá esperar como como impactará su presentación junto con Cristina, el próximo 3 de agosto en Tigre, durante la charla que dará la ex Presidente, vinculada con su libro Sinceramente y la coyuntura nacional.

Tanto Frigerio, como el portavoz de Vidal, destacan el aporte de Mariú (al igual que el del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta), para lograr un triunfo que resalta “la lucha contra las mafias, el narcotráfico, la realización de obras públicas, el equilibrio de las cuentas y la recuperación del Fondo del Conurbano”.

El analista Rosendo Fraga, según dio cuenta Humanidad, predijo que la “hiperpolarización” dentro de dos semanas se puede acercar al 80 por ciento. En Juntos por el Cambio, incluso se atreven a decir alrededor de 85, lo que sería más determinante.

En la trinchera del Frente por Todos, al igual que la de su contrincante, también apuntan que será muy difícil gobernar la Argentina después del 10 de diciembre y que habrá que hacer un esfuerzo enorme para enfrentar el endeudamiento externo y los problemas sociales y tratar de acabar con los resabios de venganza que están a flor de piel.

Las hipótesis sobre los “dobles comandos” o cambios de gabinete son muchas. Por poner un tema en el tapete, en el PRO se especula que Macri renvovaría su gabinete y que luego de unos meses, quizá un año (claro, en caso de ganar), podría llevar a Larreta en reemplazo de Peña, para de allí catapultarlo a la Presidencia en 2023. Un rumor que habría que minimizar dado que el presente, mas allá de las certezas se dan en uno y otro lado, es objetivamente incierto. Los encuestadores siempre responden al cliente; la sensación en la calle tiene un sentido y el “círculo rojo”, refractario durante un tiempo a Macri, hoy se amolda al poder del billete, que viene de afuera.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Todo, a primera vuelta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s