Literatura Sociedad

Borges, un hombre enamorado

Sus letras recorren el mundo, así como sus propios pensamientos. ¿Cómo habrá sido la vida de este escritor de cuentos?

Sus letras recorren el mundo, así como sus propios pensamientos. ¿Cómo habrá sido la vida de este escritor de cuentos?

Con tiempos compartidos entre Argentina y Estados Unidos (país en el que dio cursos y conferencias), amante de la literatura antigua y de literatos como Bernard Shaw y Mark Twain, Jorge Luis Borges aún tiene mucho para contarnos.

Hacia el año 1978, en una entrevista titulada “Borges y las mujeres”, por la revista Confirmado, el poeta y ensayista menciona que no recuerda “una sola época de mi vida en la que no estuviera enamorado”. ¿Habrá sido ese el sentido con el que este célebre argentino llevó adelante los proyectos de su existencia?

Este sábado 24 de agosto se cumplen 120 años desde su nacimiento

Más allá de la forma y de la filosofía con la que haya vivido este escritor, la cual es únicamente conocida por quienes lo acompañaron en su tránsito por esta tierra, Borges es Borges.

Humanidad destaca algunas declaraciones que le concedió a distintos periodistas sobre el argentino machista, la sensación que tiene al escribir y si “se cree Gardel”.

¿Usted cree que el hombre argentino padece de una deformación machista? (Pregunta Raquel Ángel, de Confirmado, 1978)

-Bueno, solo los que son intelectualmente muy simples. Pero vamos a ir un poco más lejos. Vamos a suponer que un hombre se entrega a una mujer y una mujer a un hombre y que esa relación sea total. Yo no creo que una persona posea a la otra […] El amor tiene que ser entre iguales, toda relación humana verdadera tiene que ser entre iguales.

“Al contrario de lo que piensa la gente, a mí me gusta más leer que escribir; aunque escribir tiene su encanto”, decía quien fuera nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Oxford

-¿Qué siente cuando escribe? (Pregunta Mirta Schmidt, Entrevista, 1984)

-La sensación es inexplicable, hay que sentirla para saberlo, no es fácil de explicar con palabras. Yo lo siento como un desahogo, como una forma de liberar ideas. No puedo entender aquella gente para la cual escribir es una tortura. Si alguien se pone a escribir y le resulta pesado o trabajoso, hay un solo diagnóstico: no es su vocación.

-¿Usted es una especie de Gardel? (Revista Clarín, 1970)

Pero no he hecho nada por serlo. El otro día caminaba con un amigo mío y pasó a nuestro lado un muchacho. Yo oí que dijo: “¿Borges? ¡Un bluff!“. De acuerdo, pero un bluff involuntario. Entonces hubiera querido conversar con él, pero se fue, y no se todavía si soy un bluff.

0 comments on “Borges, un hombre enamorado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s