Análisis Argentina

¿Será kirchnerismo u otro peronismo?

El proceso político es complejo. Con condicionamientos externos, opiniones contrapuestas y un cuadro de situación con un reloj inexorable.

A pesar del revuelto económico, se marcha con decisión a votar en la primera vuelta del 27 de octubre. Está ahí, a unas semanas. Políticos, filósofos, ensayistas, economistas, empresarios, etc, etc, hacen los pronósticos más variados. Yendo a los bifes; en las PASO del 11 de agosto, un fuerza de la oposición, con base en el peronismo K y no K, le ganó al oficialismo (¿Juntos por el Cambio o Cambiemos?), por más de 15 puntos. El presidente Mauricio Macri, tras posturas dualistas y contradictorias, y en pos de una transición ordenada (aunque no faltan los condicionamientos del FMI y los que alientan dar vuelta la taba), bajó algunas de sus banderas históricas, leídas como “una claudicación,”, entre otros por el diputado Agustín Rossi.

Hay para todo en este Gramajo (la comida consagrada por este colaborador del dos veces Presidente Roca). Humanidad solo hará algunos señalamientos, con el convencimiento que se llega sin muletas (la antigua expresión del tercero Roberto Lavagna era “aún con muletas”) al test decisivo del 27 de octubre. Después se abrirá otra incógnita, quizá mayor.

Un reputado politólogo fue elogiado por una nota escrita en un diario del domingo, donde desde el vamos planteaba un cuadro erróneo.

Dijo: “Mauricio Macri enfrenta tres escenarios. Si  no llega al 10 de diciembre, pasará a la historia como (Fernando) De la Rúa. Si llega, será recordado como (Raúl) Alfonsín. Y si reelige, como Mandrake”.

Con respeto, sabiendo que no se está a la altura de ese catedrático que vive en el extranjero, habría que recordar que De la Rúa, se fue a los dos años de gestión, en medio de la crisis fenomenal del 2001, con Estado de Sitio y muertos en las calles. Un punto para Macri, porque las situaciones no se asemejan y algo aprendimos de la democracia. Alfonsín se fue seis meses antes por un golpe de Estado económico, previo acuerdo con Carlos Menem. Un punto menos para Macri ¿Cómo ser comparado con Alfonsín, padre de la democracia? Y tercero, si Mandrake existió en la ficción, hoy no existe, pese a los intelectuales Mario Vargas Llosa y Santiago Kovadloff, o a los duros y místicos Elisa Carrió, Patricia Bullrich o Miguel Pichetto, gran coordinador con los gobernadores peronistas (¡!).

Solo pondremos en relieve algunos puntos:

  • La nueva devaluación (que algunos columnistas comparan con el trabajo de Eduardo Duhalde y Remes Lenicov) antes de la llegada de Néstor Kirchner a la Rosada, en 2003, con Roberto Lavagna como ministro, perjudica principalmente a las provincias endeudadas en dólares: al tope figuran según el Ocipex, Santa Fe, Córdoba, Chubut, Buenos Aires y Neuquén.
  • “Nunca hay que dar nada por ganado” (Alberto Fernández, en Madrid, decidido a que “el trabajo sucio” lo haga Macri).
  • El radical Juan Manuel Casella, declaró en su intento por “desenmascarar al falso progresismo”, que después del 27 de octubre el acuerdo de Gualeguaychó, de 2015, pasará al olvido. Preocupado por el autoritarismo, los pobres y marginados, “Cachi”, cree que la tendencia de las PASO es “irreversible”, debido al “agotamiento” indudable de una coalición que fue fundamentalmente electoral, porqué las decisiones centrales eran del PRO.
  • La Nación publica hoy que “probablemente, ni los más ultra K imaginaron que el plazo que fijaría el gobierno de Macri, para que los exportadores liquiden dólares en 5 días, dado que durante la gestión de Cristina fue de 30”.
Para Kovadloff, el poder lo tendrá Cristina. Agustín Rossi, lo contradice.

Terminamos, con un contrapunto. Kovadloff, brillante y riguroso en sus análisis, señaló que en el hipotético caso que gane la fórmula F-F, “Cristina tendrá el control”, porque para “el peronismo el poder es la verdad”.

También señaló que, en su opinión, en caso de que la fórmula Fernández-Fernández gane las elecciones será la ex mandataria quien tenga el control. “El sentido…y en este caso el poder se llama Cristina Fernández de Kirchner…

Agustín Rossi, quien fue precandidato en su momento: replicó en paralelo: “No va a ser un gobierno kirchnerista. No vuelve el kirchnerismo. Vuelve otra cosa. Nosotros somos una parte importante en la militancia política. Cristina puso el 80 % delos votos, pero es una cuestión más amplia”.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “¿Será kirchnerismo u otro peronismo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s