Argentina Política

Nación y Provincia pasaron a manos peronistas: coordinan la difícil transición

En primera vuelta, el FdT se impuso a JxC, que sumó más votos que en las PASO. Kicillof asumirá la Gobernación de Buenos AIres y Larreta retendrá CABA.

Fue un balotaje anticipado, como precisó el sábado Humanidad. Con resultados lógicos y categóricos. El peronismo, de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, alcanzó un 48 por ciento y derrotó en primera vuelta al no peronismo – para ser suaves – de Mauricio Macri y Miguel Pichetto. A pesar de la caída cantada de Juntos por el Cambio, rindió frutos la campaña mística del “Sí, se puede”, que le permitió aglutinar a un 40 por ciento de argentinos. Sociedad fraccionada que tratarán de pegar de apuro en el desayuno mañanero de hoy, el actual Presidente y su sucesor electo formalmente. El desquicio económico obligará a ajustar el cepo cambiario y perfilarse para renegociar la deuda externa con el FMI. El tiempo de la transición hasta el 10 de diciembre es corto y plagado de minas. Pero los números finales garantizan una representación legislativa repartida; el resguardo de la ciudadela del PRO en la Capital Federal (Horacio Rodríguez Larreta, se ganó el derecho a ir levantando vuelo); la autonomía de Córdoba (con un justicialista, Juan Schiaretti, que no contribuyó a la unidad que destacan los analistas); y una provincia de Buenos Aires, donde residen los mayores problemas de pobreza y desempleo, que pasará a manos de Axel Kicillof. La gobernadora, María Eugenia Vidal, aceptó con dignidad la pérdida de la administración y se puso a disposición de uno de los dirigentes preferidos de Cristina, para trabajar en la transición democrática.

Es que de eso se trata. Después de que este gobierno “chocara la calesita” (expresión utilizada por José Albistur, tras salir de hablar con Alberto), si los máximos dirigentes no encuadran seriamente la encrucijada nacional y buscan tender puentes en “la grieta”, puede que muchos caigan al vacío. Ya Macri designó a Rogelio Frigerio y Hernán Lacunza, para que coordinen con Felipe Solá y Eduardo “Wado” De Pedro, nominados por Fernández.

Transición ordenada: objetivo de Macri y Alberto para el desayuno de hoy

Anoche Alberto, Cristina y Axel, dejaron en claro su rechazo al neoliberalismo (de hecho, pusieron como sinónimo de fracaso económico a Chile y reivindicaron al por ellos reconocido presidente Evo Morales, de Bolivia y a Lula, prisionero en Brasil. Nada que ver con el enfoque macrista.

“Hace 4 años escuchamos no vuelven nunca más, y volvimos y vamos a ser mejores”, expuso Alberto, en el discurso menos confrontativo, pues agradeció a los que no lo habían votado y los convocó a a esforzarse en “la reconstrucción de las cenizas”. Se verá la respuesta.

Cuidar las reservas del Banco Central es un cometido urgente que estará presente en la charla “racional” de esta mañana. Eso pretenden los moderados y el embajador de Estados Unidos, Edward Prado. No hay revolución. Hay corrimiento de péndulo.

Cristina se sintió reivindicada política y socialmente. Difícil que la puedan seguir jaqueando judicialmente y acosarla con el fantasma de la cárcel a ella y su hija Florencia. El varón, Máximo tendrá terreno para carretear. Humanidad, sin que nadie lo vaya a confirmar, recogió información de que no habría persecuciones cruzadas al más alto nivel y que se acabará con el espionaje ilegal y la relación de algunos agentes con integrantes de la justicia.

La ex Presidente, no es un dato menor, vivió como propio el triunfo de Kicillof en el primer Estado argentino. No ubica en el mismo plano, aunque le asigna importancia, a la alianza construida con el Frente Renovador, de Sergio Massa, quien anoche estuvo un tanto incómodo en el escenario con su esposa Malena Galmarini. Tiene razones.

Miró embelesada Cristina a Axel mientras pronunciaba su encendido mensaje. Kicillof fijó directrices que exceden esta crónica: “Nos dejaron tierra arrasada y millones de desempleados y gobernaron para el marketing”.

En segundo plano, Cristina exaltó la primacía de Alberto para cumplir “una tarea ciclópea que requerirá la ayuda de todos los argentinos”. Eso significa que Fernández tendrá manos libres para conformar su equipo en la Rosada, aunque será lo suficientemente prudente para no poner a alguien que cuente con la reprobación de la dueña de la mayoría de los votos peronistas.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “Nación y Provincia pasaron a manos peronistas: coordinan la difícil transición

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s