Justicia Política

El alegato de Cristina, vehemente y calculado

Luego del discurso político con imputaciones al gobierno de Macri, algún medio aludió al presunto "enojo" de Alberto. En una semana se conocerán los ministros y se hará el traspaso.

Suena satisfactorio decir al pan, pan y al vino, vino. Pero a veces eso no resulta tan diáfano. Pese a los rumores de desavenencias, persisten las coincidencias entre Alberto y Cristina, para enfrentarse, al menos en esta etapa, con una trama “diabólica” entre algunos sectores de la prensa, la justicia e intereses a los que respondía el gobierno en retirada (es a lo que apela a la palabra anglosajona Lawfare). Será difícil, en consecuencia, que el odio soterrado al kirchnerismo, logre colocar en estos momentos una cuña entre los miembros de la Fórmula del Frente para Todos.

En el juicio oral que se le sigue por supuestas irregularidades en la obra pública en Santa Cruz, figuran como testigos tres ex jefes de gabinete, Jorge Capitanich, Juan Manuel Abal Medina y Alberto Fernández.

Pero ayer, en el alegato político en el que maltrató a buena parte los que la persiguieron y quisieron encarcelar y , según ella, provocaron la enfermedad de su hija, Florencia, Cristina trajo a la palestra a quién ejercerá el Poder Ejecutivo, dentro de una semana, tras ganar las elecciones del 27 de octubre con el 48 por ciento de los votos.

En clase didáctica a los desairados jueces (fue ella la que difundió el video completo con sus manifestaciones que se extendieron por más de tres horas), les informó: “El responsable en materia administrativa y penal es el jefe de gabinete, porqué es quien ejecuta el Presupuesto de la Nación. Van a tener un problema, porqué van a tener que citar al Presidente de la República…será interesante escuchar lo que tiene para decirles”.

Alberto, concentrado en el próximo gabinete

Repleta de papeles, golpeando la mesa y utilizando su índice con gesto adusto, identificó a sus contrincantes. Según el sitio Infobae, esa parte del discurso de Cristina no fue consensuada con Alberto, quien la recibió con “sorpresa y enojo”.

Otros diarios apuntaron sólo que la referencia de la vice electa fue hecha cuando se defendía de la acusación de los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, de que se habían redireccionado partidas para poder financiar las obras públicas de Lázaro Báez.

“¿Cómo puede ser que un fiscal o jueces de la Nación crean que el Parlamento hace lo que quiere y sobre todo conmigo, que me rechazaron la resolución 125? ¿Dónde estaban los fiscales? ¿En un frasco de yogurt, de mayosa? Señores fiscales, si yo o cualquier presidente pudiera obligar…pero, por favor…”.

Para el periodista de Infobae, Cristina “sugirió que Alberto Fernández sea citado como imputado en el expediente más paradigmático de la presunta corrupción kirchnerista”. No fue esa la interpretación de Humanidad, que consideró los dichos de la ex presidenta como parte de su apabullante alegato ante los desconcertados miembros del tribunal, entretenidos en dar órdenes a la policía para que impidiese filmaciones clandestinas, en un clima de evidente tensión.

El FdT es una coalición, donde predominan las figuras de Alberto y Cristina. Fue ella la que diseñó la estrategia, colocándose en segundo plano y facilitando la unión del peronismo. Se logró con la incorporación del futuro titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, del Frente Renovador, gobernadores e intendentes. El primero objetivo se cumplió: derrotar al proyecto neoliberal de Mauricio Macri.

El esquema de jerarquía en la cúspide, tiene dos protagonistas con mando efectivo, coordinado y en esferas distintas. Y actores importantes que ayudan a remontar el barrilete, con espacios más acotados, pese a las prioridades de combatir el hambre y la pobreza extrema y de practicar un federalismo genuino, con trabajo argentino y desarrollo productivo.

Es improbable, por más sorpresa que le haya causado la catarata de imputaciones de Cristina, que Alberto esté “enojado” por la posibilidad de ser “procesado por corrupción”.  Vendrán ahora las  especulaciones de prensa. Lo cierto que el nuevo partido se comienza a jugar el martes próximo y la economía será un eje central.

Las fuentes consultadas por Infobae dijeron, con calculada corrección, que Alberto considera que “no hay evidencias (de prueba judiciales) contra Cristina”, pero que él sigue creyendo “en la división de poderes”.Como Cristina disparó simultáneamente hacia varios flancos, habrá que aguardar también algunas reacciones, entre ellas de Laura Alonso, de la Oficina de Anticorrupción y Mariano Federici, ex funcionario del HSBC, titular de la Unidad de Investigación Financiera.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “El alegato de Cristina, vehemente y calculado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s