Política Sociedad

Tres en capilla, uno más que otros

A partir de las aglomeraciones y tumultos de hoy, la actividad bancaria será considerada una actividad esencial. La "calentura" de Alberto con dos funcionarios y un gremialista.

Desde temprano, el presidente Alberto Fernández, observó azorado los lamentables hechos registrados hoy todo el país que, reproducidos por los medios, mostraron a miles de personas, la mayoría en edad de riesgo, haciendo colas en los bancos, cuando rige el aislamiento preventivo, social y obligatorio.

“No. Una bomba neutrónica biológica no fue, pero sí una dura lección de la que hay que aprender para entender lo que estamos pasando y organizarse mejor”, dijo esta noche Ángela Gentile, una de la epidemiólogas que integran el equipo del ministro Ginés González García.

Según el relato de Román Lejtman, en Infobae, la “furia” de Alberto se concentró esta vez en tres funcionarios.

Primero llamó al titular del Banco Central, Miguel Pesce, quien apercibido redactó una orden para abrir los bancos este sábado y domingo de 10 a 17.

A su vez, Pesce se comunicó con el secretario general de la Asociación Bancaria, el radical Sergio Palazzo, quien venía negándose a abrir las sucursales en medio de la pandemia.

El funcionario del Central fue tajante. Transmitió la directiva (la actividad bancaria desde ahora es esencial) y le cortó el teléfono a Palazzo, quien en algún momento aspiró a ser uno de los popes de la hoy fragmentada CGT.

Palazzo tuvo que ceder cuando escuchó a Alberto a través del celular. La referida nota de Infobae apuntó: “el Presidente no es amigo de Palazzo, estaba enfurecido y lo hizo responsable por el maltrato a los jubilados, pensionados y beneficiarios de los planes sociales que pasaron la noche sin dormir frente a la puerta vidriada de una entidad bancaria”.

Desde la mirada del jefe de Estado, como escribió en una anterior nota Humanidad, el titular del Anses, Alejandro Vanoli “es el mayor responsable político y administrativo” porque “ya se sabía que más de 11 millones de personas se habían inscripto para cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia” y él hizo muy poco para prevenir una aglomeración de ancianos que puede influir negativamente en las personas que están haciendo la cuarentena con rigor.

“Lo que pasó no tiene por qué echar todo a perder. Hay que tener confianza y mirar hacia adelante, cuidando a los más vulnerables”, insistió esta noche Gentile. Y es lo que piensa hacer el presidente Fernández.

0 comments on “Tres en capilla, uno más que otros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s