Economía Política

Guzmán pateó y quiere romper la red

Con virtual default (atribuido a Macri), el ministro de Alberto Fernández, ratificó la propuesta argentina a los acreedores externos. En defensa de sectores vulnerables y la industria nacional.

El ministro Martín Guzmán pateó. No un penal sin arquero. La pelota va al arco de los acreedores externos – tres son muy poderosos grupos de bonistas -, que (dada la ralentización del disparo en medio de la pandemia), tienen plazo de evitar el gol argentino hasta el 8 de mayo. La redonda va con poco peso (s) y mucha fuerza: implica una quita en torno del 65 por ciento a pagar desde el 2023 en adelante. Hoy no se cancelaron los 503 millones de dólares por el vencimiento de bonos globales de abril, por lo que el suspenso (de lo que se considera un default virtual, que es pero no es) hasta el 22 de mayo.

Detrás de Guzmán está el poder político representado por Alberto Fernández y Cristina Kirchner y todos los gobernadores, con sus más y sus menos. La postura del discípulo de Joseph Stiglitz es la de aquel que donde pone el ojo, pone la bala. No hay nenes de pecho enfrente.

“El mundo está patas para arriba. Argentina ya no podía pagar antes del coronavirus. El ofrecimiento que se hace ahora es sostenible y definitivo. Argentina no tenía ni tiene el acceso a los mercados internacionales”, se plantó.

¿El fin del coronavirus? No lo sabe nadie. Alberto privilegió la vida y luego que pase el tsunami, tratará de poner a la Argentina de pie con relaciones comerciales que serán cada vez más cerradas: cada Nación se transformará en un caracol y tratará de cuidar a los suyos.

En esto, sorprendente – por encima de la grieta, como evaluó como alternativa el sociólogo Artemio López – Guzmán se muestra como una nueva versión de lo nacional y popular.

LEER MÁS:

Sin el estilo “irritante” para muchos de Cristina, Guzmán acomodó el balón diciendo: “Hubo conversaciones-negociaciones. Ellos (los acreedores) pretendían mayor austeridad fiscal y ajustes. Presionan para que la Argentina ofrezca más. Era esperable. Les contestamos: no se puede, no lo vamos a hacer”.

“Es lo que es. Esta es nuestra oferta”, dijo y resaltó lo acordado con el FMI de Kristalina Georgieva, organismo al que no se le desembolsará nada hasta 2023.. En este punto, pasó factura a lo hecho por el gobierno de Mauricio Macri: “Creyó que su entendimiento con el Fondo (de Christine Lagarde,con el apoyo de Donald Trump) iba a generar un shock de confianza, pero generó más desconfianza y no vinieron los dólares”.

Guzmán avisó que ya está en marcha “un plan nuevo” que atiende básicamente a los sectores desprotegidos y a las empresas pequeñas y medianas, ante “el default virtual” dejado por Macri.

“Actuamos con realismo, no sobre la base de ilusiones. Volver a los mercados llevará su tiempo, con la construcción de una macroeconomía consistente. Daremos vuelta lo que se venía haciendo: daremos crédito al sector público y privado para la producción,  protegeremos a los más vulnerables, con emisión monetaria pero sin aumentar las tasas de interés”.

En este punto, Guzmán embistió contra los bancos. Destacó que Alberto está empeñado en “no destruir el saber hacer de las empresas” nacionales y descartó una hiperinflación, porque la gente gasta menos y hay una capacidad instalada ociosa muy grande para hacer reverdecer la industria criolla.

Pesce del BCRA, disciplinará a la banca privada

“Los bancos – se explayó – estaban acostumbrados al negocio fácil y lucrativo. Deberán cumplir su función en un sistema capitalista: canalizar el ahorro de la gente como inversión. En la era Macri, le prestaban al Banco Central y a través de las Leliqs percibían intereses muy altos. En lugar de favorecer la producción y las oportunidades de negocios, lo hacían con la renta financiera”.

Guzmán pidió un respiro para hablar de temas como Vaca Muerta. “No hay que tomar decisiones apresuradas. Se están replanteando muchas cosas en el mundo: el sistema económico, con luchas de poder para saber cómo se van a repartir los bienes. Habrá tensiones lógicas. Argentina tiene que organizarse, dando un mayor rol a la organización social y del Estado, con sistemas de salud más robustos y desarrollo en áreas no exploradas”.

Potenciado, el ministro de Economía, denostó la “desigualdad de las últimas décadas”, con “reglas escritas por el poder más concentrado, en contra de las grandes mayorías”.

Planteó un dilema: ¿después de esta pandemia se salvarán las estructuras arraigadas a favor de los dueños o se busca el salvataje de los pueblos? Su inclinación fue obvia: “hay que cambiar las reglas de juego”.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

1 comment on “Guzmán pateó y quiere romper la red

  1. Jose Crotto

    Muy cerca de ahogarnos en un vaso de agua, por boludos como Guzman. Nos va a llevar al Default por su miopia y terminaremos teniendo un PBI menor que el de Chile. Que verguenza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s