Justicia Política

La Corte rechazó el pedido de Cristina, pero dio vía libre a las sesiones virtuales

Cuatro jueces señalaron que el Senado tiene las atribuciones constitucionales para interpretar su propio reglamento. Rosenkrantz, titular del cuerpo, lo desestimó sin más trámite.

La Corte Suprema de Justicia no hizo como Poncio Pilatos. Dictó sentencia en la causa en la que Cristina Kirchner, en su carácter de presidenta del Senado, le pidió una declaración de certeza constitucional para sesionar virtualmente ante la gravedad institucional planteada por la pandemia que tiene bajo ataque al planeta. Como Salomón, rechazó otorgar esa garantía por la sencilla razón de que la facultad de dictarse sus propios reglamentos internos es propia del cuerpo. Ergo, la habilitó a resolver en el seno de la Cámara alta (obviamente con la intervención de todas las bancadas que deberán pronunciarse por mayoría simple), si la deliberación y votación (es público que el Frente de Todos, la coalición peronista que está a cargo del Poder Ejecutivo, pretende imponer un proyecto para gravar a grandes contribuyentes poseedores de más de 3 millones de dólares), será presencial o remota. ¿Le echamos más agua? La Corte negó su solicitud, pero a la vez reconoció que son “los padres de la Patria”, los que tienen la responsabilidad y función de decidir como van a proceder en la emergencia. ¿Después? Qué importa el después, dice la letra de tango. ¿A las (supuestas) impugnaciones? A las impugnaciones se las llevaron presas.

Apenas por un pequeño detalle, ocurrió lo que ayer anticipó en el diario La Nación la periodista Laura Di Marco. Escribió textual: “Muy probablemente la Corte se expida el próximo martes y rechace ese pedido, pero dejando alguna pista de que el Senado puede regular su propio funcionamiento y, por ende, indicando que las sesiones virtuales tendrían validez”.

Exactamente eso pasó. Sólo que no hubo que esperar hasta la semana próxima, sino que los 5 miembros del tribunal lo protocolizaron de puño y letra ayer en el Palacio de los Tribunales. Cada uno trabajó el expediente por su cuenta y hubo que trasladar un par de expedientes cientos de kilómetros, desde la provincia de Santa Fe.

¿Cómo se expidieron los cortesanos? Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Elena Highton de Nolasco, resolvieron que “el Senado de la Nación tiene todas las atribuciones constitucionales para interpretar su propio reglamento en cuanto a la manera virtual o remota de sesionar, sin recurrir a la Corte Suprema de la Nación”.

LEER MÁS:

Horacio Rosatti compartió el criterio anterior, con un aditamento: subrayó que no le corresponde a la Corte prejuzgar sobre el contenido del debate. Y agregó además que “lo resuelto por este alto tribunal no implica avalar ni invalidar apriorísticamente ninguna norma futura que se sancione presencial o no presencialmente”.

El presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, el más “cascoteado” por Graciana Peñafort, la patrocinante jurídica de la vicepresidenta, se opuso “in limine” (sin dar trámite), a lo solicitado por Cristina Kirchner, considerando (como lo hizo el procurador interino Eduardo Casal), que no hay un auténtico “caso” o “controversia”.

A partir del lunes, se observarán movimientos en el Congreso. Tanto Cristina como el titular de Diputados, Sergio Massa, insistirán con las sesiones virtuales, con la resistencia de legisladores de Juntos por el Cambio. Senadores del PRO, encabezados por Humberto Schiavoni, presentaron por su parte un proyecto de “aporte patriótico” (como forma de inversión productiva y no un impuesto a la riqueza) a realizar por quienes tengan bienes por más de 200 millones de pesos.

Un “hombre de confianza” del presidente Alberto Fernández, citado de esa manera por el diario La Nación, dijo anoche que “es un fallo importante para nosotros. Reconoce lo que planteamos”.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “La Corte rechazó el pedido de Cristina, pero dio vía libre a las sesiones virtuales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s