Iglesia Política

“El asistencialismo es una anomalía, hay que volver a la producción y el trabajo”

¿Saldremos mejores de la pandemia? "No necesariamente", dijo el arzobispo platense. "Podemos salir peores, más desesperados por el consumo, más individualistas".

El arzobispo de La Plata, Víctor “Tucho” Fernández, destacó que “el golpe duro e inesperado de esta pandemia fuera de control”, convenció de la necesidad de la intervención estatal para “cuidar a los más débiles”. En su homilía en el Tedeum del 25 de Mayo, lamentó que los procesos de pacificación e integración tanto en Europa como en América Latina se vieron “alterados por conflictos que se consideraban superados: nacionalismos cerrados, xenófobos, exasperados y agresivos”

Al analizar la situación de crisis mundial, Fernández, con llegada directa al papa Francisco, dijo que ni siquiera con el virus “aprendemos”, porque ahora mismo “hay países compitiendo por una vacuna en lugar de trabajar juntos”.

Luego de mencionar la excitación ante la inteligencia artificial, señaló que “estas horas de dolor e incertidumbre llevan a repensar la organización de nuestras sociedades y el sentido de la existencia”.

“Pasada la crisis sanitaria – advirtió – la peor reacción sería la de caer aún más en una fiebre consumista. Ojalá que al final ya no estén los otros, sino sólo un nosotros”.

Mencionó que en el país y en La Plata, la gente se cuida a si misma “no porque hay una orden del gobierno, sino porque sabe que es lo que corresponde”.

LEER MÁS:

“Todavía puede ponerse muy feo”

Para Piketty, apoyo de la Argentina frente a los acreedores externos, una vez concluida la crisis por la pandemia, se discutirán alternativas que dependerán de “movilizaciones y balances de poder”.

Exhortó a salir mejores y redescubrir el valor de las relaciones, de la amistad y de la fraternidad.

“Tucho” Fernández mencionó que esas definiciones valen para la clase media, pero no dejó de acotar que “los verdaderos problemas son los de los pobres y especialmente de los nuevos pobres que, de golpe, por primera vez, tienen que salir a pedir comida”.

En lo que pareció un mensaje al gobernador Axel Kicillof, sentenció: “no nos resignamos frente a quienes dicen que la normalidad ya no volverá, porque sería renunciar a la vida humana, marcada por las relaciones y por el trabajo”.

El arzobispo pidió reactivar y aumentar la producción en los próximos meses, para volver a trabajar. Sostuvo que “un mayor asistencialismo no es más dignidad, es un mal menor, es una excepción y una anomalía”.

Aclaró que no le estaba reclamando nada a los gobernantes, aunque señaló que hay que encontrar “un equilibrio”, con el aporte de especialistas de distintas disciplinas.

Sin embargo, les pidió a las autoridades buscar encuentros que excedan las negociaciones económicas y apunten al bien común.

Al hablar del fiel de la balanza, instó a recuperar y fortalecer el sentido social, en contra de la tendencia al individualismo consumista.

“¿Cambiaremos? ¿Saldremos mejores? No necesariamente. También podemos salir de esta situación peores que antes, más desesperados por el consumo, más individualistas”, alertó.

“Muchos en estos días – enumeró – han sido capaces de reconocer cuánto vale cada ser humano, cuánto vale un villero, cuánto vale un preso, cuánto vale un anciano que necesita un respirador. Otros siguen mirándolos como si valieran menos, como si no tuviera sentido preocuparse por ellos”.

0 comments on ““El asistencialismo es una anomalía, hay que volver a la producción y el trabajo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s