Reflexión

Pensamientos de una noche en desvelo

El cielo y la luna son provocativos. Más de uno/a se habrá sentido perdido/a en el danzar nocturno. Pensemos lo que pensemos, cuando llegue el sol, todo pasará al olvido.

El gato naranja está al lado mío. Lo escucho ronrronear. A veces estoy muy cerca de saturarme al no encontrar cosas significativas que hacer. Él está horas recostado en el mismo lugar, sin pretender ni interesarse por nada, excepto cuando quiere que le pongan más comida en el plato.

¿Qué es lo que nos hace tan distintos? En principio, el hecho de que yo escribo mientras él duerme. Espero que mientras yo duermo él no escriba, en ese caso la cosa cambiaría. Pero estoy muy seguro de que mi gato no escribe.

Entonces, ¿cómo es que él logra descansar sin preocupaciones mientras yo cuestiono la exisencia del ser humano? Él es un animal, yo también, pero pertenezco a una especie “inteligente” que tiene las facultades de razonar y verbalizar muy complejamente sus sentimientos.

Estoy acá, escribiendo, porque no puedo ser un gato. Esto podría dejarme más tranquilo. Yo puedo expresarme, puedo ser parte de algo mucho más grande. No digo esto porque me crea superior a mi gato naranja. Lo digo para marcar la diferencia. Él no piensa tantas boludeces como sí solemos pensar las personas. ¿O sí?

Ya casi todo está oscuro. Desde mi cuarto puedo ver algunas ventanas atravesadas por las luces artificiales de las lámparas. Es de noche y el silencio se hace escuchar.

Me es tentador preguntarme sobre el mundo y aquello que lo hace girar, pero no lo haré. Es muy tarde para eso. Me es más ventajoso contestar esas preguntas con luz natural. No sea cosa que me meta en un laberinto donde no encuentre el interruptor para darle claridad al camino, pasando así toda la noche perdido, hasta que el sol llegue a salvarme, una vez más.

Es extraño. Me siento extraño. Es medianoche y no se qué hacer. No puedo dormir, o al menos no lo intenté correctamente. Un viento fuerte choca contra las ventanas de mi habitación. No quiero hacer nada inútil, pero al mismo tiempo no me desespero por ser productivo.

Se que algo importante pronto va a ocurrir. Se que, más tarde o temprano, me iré a dormir.

0 comments on “Pensamientos de una noche en desvelo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s