Argentina Política

El ladrón es el otro

La palabra Golpe de Estado en boca del expresidente interino Eduardo Duhalde, "cayó en saco roto", para Fara. Humanidad da su punto de vista y recuerda una anécdota de Julio Cortázar.

Humanidad aconseja leer la columna de Carlos Fara en 7Miradas, titulada “Golpe a golpe”. Pero, para sus lectores, se detendrá sólo en los párrafos finales donde afirma que “nadie debe cantar victoria” y aborda los posibles motivos por los cuáles Eduardo Duhalde, hizo sus “incendiarias” aseveraciones.

La política y la relación en la sociedad, corre por cuenta de Humanidad, atraviesa momentos confusos, equívocos. Con todas las falencias preexistentes – de distinto ropaje y color -, una de las mayores divergencias giran alrededor del consenso. ¿Hay democracia? Sí. ¿Imperfecta? Sí. ¿Los ánimos están caldeados? Sí.

¿Quién tiene la responsabilidad de gobernar? El heterogéneo Frente de Todos, legimimado por el 48 por ciento de los argentinos en octubre. Con la actual conformación del Congreso. ¿Cuántos indignados conocen hoy los nombres de los comandantes en jefe de las fuerzas armadas? En nuestra juventud, el cargo más alto que podía alcanzar un militar no eran las palmas máximas castrenses, sino la Presidencia.

Ergo, el consenso debe buscarse en los habitáculos institucionales. Funcionan más distorsionados que de costumbre, claro, por causa de la pandemia. No es excusa. Basta con otear al mundo. Por ejemplo lo que acaba de pasar en Berlín, donde Angela Merkel, prohibió una manifestación anticuarentena, para no seguir haciéndole el juego al coronavirus sin vacuna.

Nos distrajimos. Volvamos a lo que escribe el cauteloso Fara sobre Duhalde: “Más de uno dijo que era una cortina de humo al servicio del gobierno. Otros adujeron cuestiones de ego (el dolor de ya no ser). También hubo alusiones a su situación psicológica. Un cuarto grupo especuló con que fue un comentario al servicio del grupo Clarín por el DNU regulatorio de las telecomunicaciones. El problema para el ex presidente no es que haya sido repudiado por lo que dijo. El problema es que su pronóstico no resultó verosímil para los actores del círculo rojo. Ergo cayó en saco roto”

LEER MÁS:

Radicalización, sin radicales

Con insondables coaliciones políticas, el Presidente atacó a Macri, quien desmintió su “falso relato” y llamó a un consenso, por ahora tan invisible como el coronavirus.

Sin embargo, acotó: “Eduardo Duhalde –con todos sus errores- es un convencido de los grandes consensos, de una convivencia acordada entre oficialismos y oposiciones, y en la necesidad de un gran proyecto productivo para la Argentina. ¿Acaso creyó que gritando “fuego!” ese animus acuerdista podía dispararse más prontamente? Pareciera que hace falta bastante más que eso”.

Humanidad insiste: ¿Consenso es subordinarse a lo que demandan los factores de poder, como si dijeran “hágase mi voluntad”? Que discutan y se pongan de acuerdo, hasta donde se posible, los representantes de la ciudadanía. Para eso fueron votados. No es posible conformar a todos. Venimos a los tumbos desde tiempos remotos.

Para terminar. Unas reflexiones oportunas de Julio Cortázar, hechas en diciembre de 1983, durante su última visita a la Argentina, antes de morir: “Tiene que haber una crítica. Una crítica generosa, que no sea una crítica desgraciada para jabonarle el piso al gobierno. Porque si la oposición al gobierno es una oposición negativa, los milicos van a volver a salir, aunque parezca impensable ahora”. Lo manifestó cuando estaba a punto de asumir el radical Raúl Alfonsín, con quien no pudo reunirse, por razones en las que no ahondará Humanidad, para no echar más leña al fuego.

“En mi viaje anterior a Buenos Aires (en 1973, en la falsa primavera camporista) – recordó Cortázar – me pasó una cosa muy significativa. Un taxista me habló durante veinte minutos de la confusión, de cómo todo el mundo robaba y cuando yo me bajé me estafó en el vuelto, me di cuenta después, cuando ya me había dado una lección de moral sobre los demás. Me estafó hace diez años y ese es un buen ejemplo. Los ladrones eran los otros, él no”.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.

0 comments on “El ladrón es el otro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s