Cultura Sociedad

¡Bond, sigo siendo James Bond!

Espías - como otras especímenes - , hubo siempre, pero el agente 007 fue original. Partió a los 90. Escena memorable en este video de "Los intocables".

Nacido en Edimburgo el 25 de agosto de 1930, el escocés Sean Connery paseó sus casi 1,90 metros de altura y apuesta estampa por casi cien créditos cinematográficos durante más de cinco décadas. A pesar del enorme éxito que tuvo en el papel de Agente 007, supo reinventarse y eludir los encasillamientos, y aunque con más arrugas y menos cabello sostuvo su relevancia para Hollywood.

En la década de 1980 encadenó relevantes papeles como el de Guillermo de Baskerville en “El nombre de la rosa” (1986), el de Jim Malone en la trascendental “Los intocables” de Brian De Palma (1987), por la que ganó el Oscar de mejor actor de reparto; e “Indiana Jones y la última cruzada” (1989), en la que demostraba que aún tenía energía para la aventura como el padre del personaje de Harrison Ford.

Jim Malone, memorable

“La caza al Octubre Rojo” (1990) y la cinta de acción “La Roca” (1996), seguidos de “Descubriendo a Forrester” (2000) a las órdenes de Gus van Sant y la película de atípicos superhéroes “La liga extraordinaria” (2003), fueron algunos de los papeles más relevantes en su última década de actividad.

A lo largo de su vida actoral, Sean Connery fue galardonado con un Oscar, tres Golden Globes y dos Bafta.

0 comments on “¡Bond, sigo siendo James Bond!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s