Justicia Política

¡Bienvenidos al lawfare!

El Diplo hizo un breve adelanto del libro escrito por Zaffaroni, Caamaño y Weiss, sobre "la guerra judicial que ocupa un lugar central en las campañas electorales y en las noticias".

“Es muy joven y corajuda nuestra democracia como para ponerla en riesgo con jueces que responden a agendas extranjeras o carreras personales”. El párrafo corresponde al prólogo que Eugenio Zaffaroni, excortesano; Cristina Caamaño, exfiscal a cargo de la AFI y Valeria Vegh Weiss, especialista en criminología, escribieron para su libro “¡Bienvenidos al lawfare!, Manual de pasos básicos para demoler el derecho penal”.

En vísperas de la manifestación convocada por agrupaciones kirchneristas para éste sábado frente a los Tribunales, en reclamo de la liberación de la dirigente de la Tupac Amaru, Milagros Sala, a la que consideran “presa política” desde hace 5 años, la página “El Diplo”, adelantó un comentario sobre “las principales problemáticas del fenómeno de guerra judicial en relación con la teoría del delito, el derecho procesal penal y la criminología”.

Los tres identificaron “sus trampas y recovecos” e iluminaron “el modo en que se termina demoliendo el derecho para ponerlo al servicio del liberalismo”, sostuvo la presentación de Le Monde Diplomatique.

Zaffaroni, Caamaño y Weiss, escribieron: “¡Y es que bastó con prender la televisión un rato para darnos cuenta de lo que realmente está en cuarentena es el derecho penal! La verdad sea dicha, al derecho penal lo tienen vapuleado para servir en la reserva. Cuando alguno de lxs jugadorxs titulares flaquea (es decir, las elecciones democráticas no se ganan, la oposición es muy fuerte o se necesita una medida distractora para arrasar con las reservas) – señalaron -, sale el derecho penal a una cancha que no le corresponde”.

El “Cuevo” Larroque convocando a marcha por la jujeña Sala

“Conocemos – subrayaron -, muy bien lo bueno y lo malo de nuestro sistema penal y lo peligroso que puede ser que los jueces utilicen su poder para
beneficiar a un político o perjudicar a otro.
Los jueces tienen que estar ahí para cuidar que las garantías constitucionales se cumplan y si andan distraídos armando causas no van a poder con todo. ¡No nos puede sorprender luego si encontramos que Comodoro Py y las agencias de inteligencia andaban escuchando hasta las conversaciones de las mascotas presidenciales!”.

Uno de los objetivos de la publicación, explicaron, es “evitar que nos manipulen y que bajo grandilocuentes acusaciones de corrupción, nos metan políticos títeres que abran las puertas al totalitarismo financiero”. También tuvieron palabras de agradecimiento al expresidente de Brasil Lula Da Silva, quien escribió otro prólogo con su firma.


0 comments on “¡Bienvenidos al lawfare!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s