Cultura Política

El legado de “Pepe” Nun, enemigo del pensamiento dogmático

El dirigente del Partido Socialista, Juan Carlos Zabalza, rescata los aportes del intelectual fallecido a los 86 años. Uno de ellos, la necesidad de la Renta Básica Universal, a debatirse en el Consejo Económico y Social.

Por Juan Carlos Zabalza

El país vive horas difíciles. No sólo la pandemia, sino la falta de confianza de los propios argentinos y argentinas en un futuro cierto de más estabilidad, de más igualdad. En febrero de 2021 la biología le dijo basta a José “Pepe” Nun, y su pérdida quizá aún no es dimensionada por los connacionales que anhelan cambiar.

José Nun fue un enemigo declarado del pensamiento dogmático y alentó a lo largo de su vida, desde sus escritos, reportajes, conferencias, cátedra, la necesidad de pensamiento crítico, buscar permanentemente el camino de la verdad por fuera de los sectarismos.

Su compromiso con la democracia política lo llevó, como intelectual, a no ser simplemente un espectador del proceso político contemporáneo a su existencia. Desde ese lugar nunca renunció a plantear aquello que pensaba que ayudaría a consolidar la débil democracia argentina. Siempre y como ningún otro, sin ser economista, machacó sobre la necesidad de una reforma tributaria progresiva, siempre fue claro y contundente en defender una política impositiva en dónde paguen más quienes más tienen y salir de la aberración de una política impositiva que funciona al revés, proporcionalmente quienes más pagan son las mayorías que menos tienen.

Sus últimos aportes y escritos sobre la necesidad de la Renta Básica Universal y cómo se financia deberían ser uno de los temas esenciales de debate en el Consejo Económico y Social, recientemente puesto en funcionamiento por el decreto presidencial.

Como intelectual José “Pepe” Nun no se dedicó sólo a describir la realidad, sino a profundizar los ejes de discusión necesarios para que esa realidad pueda ser transformada en sentido positivo.

LEER MÁS:

Perón y sus mil caras

Humanidad entrevistó ayer a Nun sobre los #VacunadosVip. El pensador desglosó además una visión histórica: consideró que la Argentina no tiene cultura democrática y ofreció un sendero para construirla.

Sus preocupaciones tampoco fueron ajenas a un tema tan actual como la toma de conciencia sobre el cambio climático y la protección del medio ambiente. En sus columnas alertaba de las consecuencias del fracking en Vaca Muerta, “que ha diezmado la rica producción frutícola del Valle de Río Negro y agota y contamina cuencas acuíferas tan escasas como las de Neuquén o Mendoza. Esto sin mencionar a las comunidades originarias que han sido desplazadas o cuyos modos de vida fueron alterados radicalmente por estas explotaciones”.

Otra de las amenazas sobre las que Nun nos advirtió en diversas oportunidades son los peligros que la llamada era de la posverdad encierra para nuestra sociedad, en la que “para amplios sectores, que algo aparente ser verdad se vuelve más importante que la propia verdad, sobre todo si coincide con su sentido común”.

Como docente que también fue Nun se caracterizaba por su capacidad didáctica, que le permitía desarrollar temas complejos con sencillez, valiéndose de claros ejemplos y haciendo uso de su sentido del humor, que como un ariete le servía para romper barreras y acercarse a su auditorio.

En nuestra práctica política, en el socialismo, tuvimos la posibilidad de contarlo a Pepe Nun en innumerables diálogos frente al Comité Nacional partidario en distintas oportunidades. Tuvo un diálogo particular y fraterno con Hermes Binner, a quien alentó permanentemente a afianzar la construcción de una alternativa política que superara el bipartidismo en Argentina. Él mismo había participado activamente durante un largo período en el Club de Cultura Socialista, junto a José Aricó, Juan Carlos Portantiero, Beatriz Sarlo, Carlos Altamirano y muchos más.

Unos días antes de su fallecimiento, en una entrevista con el sitio humanidad.com.ar, hablando sobre la actualidad social y política de nuestro país, insistía Nun: “Construir una democracia republicana no se trata sólo de votar, sino de asegurar la división de poderes y una burocracia profesional y no corrupta”. En la búsqueda de una alternativa planteó la necesidad de una coalición amplia, con radicales, peronistas y socialistas, figuras jóvenes capaces de promover cambios y luchar contra la resignación: “Mientras más levantemos las cabezas va a ser más difícil que nos las puedan cortar”.

0 comments on “El legado de “Pepe” Nun, enemigo del pensamiento dogmático

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s