Argentina Política

Macri aceptó internas “donde no haya más remedio”

De visita con su libro en Mendoza, el expresidente, dijo que buscará minimizar las pujas de "egos" en su espacio. "No hay 23 sin 21", señaló. "O somos el cambio, o no somos nada", expuso.

Para Mauricio Macri la elección legislativa de este año debe servir para obtener “un resultado razonable” sin adelantarse a los tiempos. “No hay 23 sin 21”, dijo. Pidió contener “egos” dentro de su espacio y de ser posible tratar de “ganar para poder disputar la batalla final y acabar con el actual atropello del populismo que le garantice a la Argentina un crecimiento de 20 años”.

Entrevistado por un grupo de jóvenes mendocinos – simpatizantes, tanto que lo despidieron con aplausos -, el expresidente sostuvo “o somos el cambio o no somos nada” y ordenó a su coalición minimizar las pujas internas entre “primos”. En tal sentido, aceptó la realización de las (PASO) “indispensables, donde no haya más remedio”, para concluir con el gobierno actual, al que denostó por no condenar los regímenes de Venezuela y Nicaragua. Demandó, además, que de formalizarse, se hagan con “respeto, sin intolerancia y sin andar buscando trapos sucios en el otro”.

Durante la presentación de su libro “Primer tiempo”, Macri marcó agudos contrastes entre su administración y la actual, a la que responsabilizó de un mayor endeudamiento al contraído por él y de manejarse con “oscuridad y discrecionalidad”, a través de regulaciones asociadas “a mafias aduaneras y portuarias”.

“Este – afirmó – es un gobierno de demolición. Destruye las cosas que dejamos funcionando, como las sociedades anónimas simplificadas y regresa a la época de la carreta”.

Tras comentar que “sería lindo dejar atrás al populismo”, Macri dijo que durante 4 años “hemos aprendido mucho y vamos a volver más compactos, más inteligentes, conociendo los vericuetos y trampas del Estado”.

Macri fue durísimo con “el Gobierno populista”

Fue particularmente duro con los gremios “corporativos docentes” por no adaptarse a la revolución digital y sorprendió con una reprimenda a sus jóvenes interlocutores por la falta de “rebeldía universitaria” a la hora de quejarse por “la no presencialidad en las clases”.

EL modelo que expuso se contrapuso con el actual: dijo que “se van sacando libertades” y al congelarse tarifas, se paralizan las inversiones. “Quiero escuchar la reacción de los estudiantes universitarios”, acicateó.

Repitió que apuesta a “la cultura del trabajo”, en contra “del virus del populismo que es la resignación” e insistió que él hubiese administrado “muchísimo mejor” la pandemia. Señaló, por caso, que si se hubiese vacunado como en Chile, Argentina tendría hoy 30 mil muertos menos.

“Hay un aprovechamiento autoritario, aquí y en otras partes del mundo”, indicó. Y machacó con el “avasallamiento de libertades” y “en la locura de denunciar al vecino”.

Manifestó también que los avances en tecnología y comunicaciones no tienen correlato con los sistemas democráticos a los que consideró en crisis. “Apretás un botón (en democracia) y no pasa nada…aparecen las autocracias que terminan resultando atractivas”, expuso.

Señaló a la actual gestión como “inepta e inmoral…mienten y se vacunan ellos primero…el Estado no regala nada. Te dan uno y te roban 10”.

“Esta gente – subrayó -, no hace autocrítica. Destruye el valor de la palabra. Cierra las exportaciones de ganado, pierde puestos de trabajo, no posibilita el diálogo…Atrasa…”.

0 comments on “Macri aceptó internas “donde no haya más remedio”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s