Literatura

«¿Vivo para trabajar (escribir), o es el trabajo que me hace vivir?»

Otra obra de la húngara Agota Kristof, Ayer, aborda el exilio, la rutina y la soledad. Inés Busquets, de APU, traslada un planteo; ¿para quién y para qué se escribe?

“A veces me pregunto si vivo para trabajar o si es el trabajo el que me hace vivir”, pregunta Sándor, el personaje de Ayer, un novela de 1995 de la húngara Agota Kristof, publicada recientemente en la Argentina y comentada por Inés Busquets en su columna semanal Informe de un día, en APU.

Humanidad se ocupó de esta autora exiliada en Suiza en 1956 (puntualmente, del libro Claus y Lucas) y ahora agigantó su interés por un extracto de Sándor: “Escribo allá donde voy. Escribo caminando hacia el autobús, escribo en el vestuario de hombre. Delante de mi máquina. El problema es que no escribo lo que tendría que escribir, sino que escribo cualquier cosa, cosas que nadie puede comprender y que yo mismo no comprendo tampoco”.

“Por la noche – dice -, cuando transcribo lo que he escrito en mi cabeza a lo largo del día, me pregunto por qué habré escrito todo eso. ¿Para quién y por qué?”.

LEER MÁS:

Enseñando a sobrevivir

La húngara Agota Kristof tenía 10 años cuando terminó la Segunda Guerra Mundial. Su dramática experiencia la volcó en El gran cuaderno, novela protagonizada por los gemelos Claus y Lucas.

También expresa: “El tiempo se desgarra. ¿Dónde encontrar los descampados de la infancia? ¿Los soles elípticos paralizados en el espacio negro? ¿Dónde encontrar el camino volcado hacia el vacío? Las estaciones han perdido su significado. Mañana, ayer ¿Qué significan esas palabras? Solo existe el presente.”

Ayer está colmado de destellos autobiográficos, la fábrica, la escritura, la atmósfera. La escritora, fallecida en 2011, en un documental dijo: “Yo verdaderamente intenté escribir mi historia y al final siempre escribí otras cosas, es por eso que las llamo mentiras.” Los elementos que componen su historia son utilizados como disparadores para grandes ficciones. Sin embargo, sin embargo, aclaró: “Todo no ha sido vivido, pero lo sentí. Yo describí mis sentimientos.”

0 comments on “«¿Vivo para trabajar (escribir), o es el trabajo que me hace vivir?»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s