Opinión Política

«Cristina no es Perón, pero en la Argentina la historia tiene una tendencia irresistible a repetirse»

Humanidad se ha permitido este domingo difundir notas con distintos enfoques. Miguel Bonasso, señaló la ofensiva "feroz" de la derecha a nivel local y mundial. Su influencia sobre Massa, López Obrador y Lula.

Por Miguel Bonasso

La Policía de la Ciudad, bajo las órdenes de un facho disfrazado de moderado como es Rodríguez Larreta, no pudo evitar la tentación ya casi secular de darle goma al peronismo. Con lo cual no solo ponen en evidencia su gorilismo sino su rotunda ignorancia de la historia: la goma, el gas, los hidrantes y los palos, engordan al peronismo. Eso es lo que enseña la historia desde tiempos tan remotos como octubre de 1945.

Los pierde el odio de clase, su monomanía: “hay que cagar a patadas a esos negros de mierda”. No aprendieron nada en casi ocho décadas. Se sintieron invadidos en su ciudadela domiciliaria, como aquellos vecinos de Vicente López en el año 72, cuando les cayó de arriba el propio Perón, para decirles desde la casa que ocupaba en Gaspar Campos: “Muchachos déjenme dormir que hace dos días que no me saco los botines”.

Cristina no es Perón, pero en la Argentina la historia tiene una tendencia irresistible a repetirse. Pueden cambiar los actores pero el argumento no varía. Ayer Rodríguez Larreta, al poner las vallas para impedir el acceso de los manifestantes peronistas al domicilio de Cristina, consiguió el efecto contrario a sus intereses. De hecho, propició el primer acto de la campaña presidencial de la Vicepresidenta, regalándole una virtual difusión en cadena y una asistencia cargada de emoción para escuchar sus palabras.

Massa ajusta a piacere antes de viajar a Washington, hizo notar Bonasso

Este fallido de una derecha que se disfraza de abuelita democrática pero no logra ocultar su intención de “comerte mejor”, no debe sin embargo conducir a error ni a los kirchneristas, ni a los que sin serlo formamos parte de los que alguna vez llamamos “el campo popular”. Hay una ofensiva feroz de la derecha. Y no solamente en Argentina sino a nivel continental y mundial. No están dispuestos a aceptar nada, ni siquiera el más pálido reformismo. Y el liderazgo que suele definirse como progresista retrocede: Massa ajusta a piacere y Andrés Manuel López Obrador les otorga aeropuertos y otras fuentes de riqueza y poder a esos militares sospechados de nexos con el narco y con la masacre de Ayotzinapa. Para dar solamente dos ejemplos cercanos, que también podrían incluir ciertas alianzas non sanctas a las que se ve forzado Lula para que lo dejen llegar.

Es desde esa perspectiva global que quienes integramos el campo popular (bastante empobrecido, por cierto), debemos construir la estrategia superadora de la crisis actual, que persiste más allá de las torpezas que puedan perpetrar los Rodríguez Larreta de turno.

0 comments on “«Cristina no es Perón, pero en la Argentina la historia tiene una tendencia irresistible a repetirse»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s