Opinión Sociedad

Una fusión amorosa difícil de descifrar

El psicoanalista Jorge Alemán se preguntó hoy en Página 12, si los millones de argentinos/argentinas que salieron a la calle para festejar el campeonato mundial, son masa o pueblo. Qué se sabe hasta ahora.

Por Jorge Alemán (Página 12)

Todo el mundo ya lo ha vislumbrado en sus distintas versiones, en esta selección había algo predestinado, el nudo Messi-equipo-pueblo cumplía con una misión, términos tales como «justicia poética», la alusión misma a lo inexplicable presente en la mística de la canción que se popularizó, muertos de las Malvinas, el Diego en el cielo con sus padres, lo que no se podrá entender, etc, constituyen versiones plebeyas de lo sagrado. Con el aditamento de la expansión transversal de una hinchada en distintas naciones  (especialmente del llamado tercer mundo) y la llamativa atracción de los niños del planeta hacia el genio rosarino.

Jamás se había visto como un deseo decidido de ganar la copa se traducía en una voluntad colectiva cuyo inevitable desenlace era la fusión amorosa. La que iba a provocar, convocando la presencia de millones de personas, un testimonio ejemplar de amor incondicional en el pais de las confrontaciones irreductibles.

Y aquí surge un interrogante que desborda a la fiesta inevitable ¿Los millones que ocuparon las calles eran un fenómeno de masas o constituían la presencia de un pueblo? Esto tiene una difícil respuesta. Por un lado se cumplieron todas las condiciones de la masa: una pasión amorosa que unifica a todas las subjetividades en relación al objeto amado del equipo nacional. En cambio si tomamos a la definición de Pueblo como categoría política y entendemos al mismo como un sujeto histórico cuyo sentido es disputar la hegemonía al poder, no podríamos responder inmediatamente que se trataba, en este sentido estricto, de un Pueblo. No obstante hay una línea delgada y porosa que separa y une a los dos ámbitos. Aquello que irrumpió como masa puede según las distintas temporalidades políticas devenir Pueblo. Mañana lo sucedido puede ser leído de otro modo según la manera histórica en que los hechos se recojan.

El trasfondo dramático de estos interrogantes lo constituye el hecho de que se vive en el tiempo histórico de una impotencia evidente, o al menos una dificultad explícita, en los proyectos nacionales y populares, para sentir que son acompañados por un pueblo en tanto sujeto histórico de una transformación de gran calado.

Lo sucedido con la toma de la ciudad por millones de personas envía un mensaje al futuro próximo que aún no estamos en condiciones de descifrar. Por ahora solo sabemos que los medios de la derecha neoliberal internacional no desearon en ningún momento compartir la alegría incomparable del triunfo de la selección.

0 comments on “Una fusión amorosa difícil de descifrar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s