Filosofía Vida

La contaminación humana

¿De qué estamos hechos? ¿Por qué reaccionamos de tal forma y otra? ¿Dónde y cuándo aparece la violencia? ¿Qué es la violencia? [...]

Por Joaquín Paganetti


 

¿De qué estamos hechos? ¿Por qué reaccionamos de tal forma y otra? ¿Dónde y cuándo aparece la violencia? ¿Qué es la violencia?

 

Somos lo que hacen de nosotros, se escucha en algunos sitios de café y en su mayoría, espacios de adultos. Pero qué tanto somos nosotros y qué tanto somos otros es algo que se descubre con el tiempo. En esto, la contaminación y nuestros períodos existenciales de asimilación e identificación con un amigo, un padre, un ídolo o quien sea, son algo absolutamente cruciales.

La identidad es la famosa interpretación de nuestro ser y nuestros reflejos al mundo. Lo que dejamos es algo que nos dejaron, seguramente. Sin embargo, lo que hacemos tanto material, física o espiritualmente, es algo que nos pertenece a nosotros y a nadie más. Tenemos nuestro propio sello, nuestra conocida “firma”.

¿Que nosotros hayamos formado una firma significa que planteamos el completo origen y la invención de la misma? Puede que lo que realizamos es una mirada parcial y “original” de las instrucciones que nos otorga el otro. Cuando este tipo de miradas se suman en un colectivo, se configura una idea de las cosas establecida, a la que llamo realidad temporal.

humanos y humanas
El otro, sumergido en la sociedad

Acá podemos comenzar a ver la constante contaminación que la sociedad le transmite a cada individuo de la humanidad. No es necesariamente información y rasgos perjudiciales o beneficiosos. Es “simplemente”, un contenido producido y elaborado por una mente humana. Aquella mente procesó los valores y la significancia de las cosas de cierta forma. El otro humano puede entender y crear otro significado al contenido. Con esto, puede crear una causa política, humana o social específica, puede imaginar su destino, planificar sus sueños o inclusive, crear la realidad humana.

Los modos y los comportamientos en nuestra existencia son la clara representación del humano como sujeto de asimilación. Esta asimilación, en la que alguien deriva sus modos de ser hacia una forma en la que el ambiente que lo rodea lo direcciona, va acompañada por la integración y la adaptación del individuo en el grupo humano. Así, de un momento a otro, podemos analizar las costumbres que mantenemos día a día con nuestra historia, nuestra biografía individual.

Violencia, amabilidad, respeto, infantilismo. Muchos aspectos nacen de la humanidad y su finito camino en la Tierra. Una Tierra que siempre se ha comportado igual, de una forma pasiva frente a los invasores que la habitan y le dan (o quitan) vida.

 


Leer más notas del autor: Lo que la vida nos dejó

Periodista y escritor, fundó Humanidad el 2016 a sus 15 años de edad. Actualmente estudia abogacía en la Universidad de Buenos Aires y dirige el medio.

0 comments on “La contaminación humana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s