Reflexión

Mi experiencia en el colegio secundario

Asistí a cuatro colegios distintos durante los largos cinco años que dura la educación secundaria. Me recibí sin haber transitado por un camino de rosas, con perseverancia y contención.

Asistí a cuatro colegios distintos durante los largos cinco años que dura la educación secundaria. En cuarto pensaba que lo mejor sería cambiarme nuevamente para no romper la racha y así haber estado cada año en una institución diferente. A pesar de lo gracioso que hubiera sido, no lo hice porque no tuve esa necesidad. Me recibí sin haber transitado por un camino de rosas, porque esta vida es humana.

Más que destacar los nombres o el tipo de escuela, me parece que lo importante está en la relación afectiva que tenga el hombre o la mujer respecto al lugar al que está obligado a ir.

Mis sentimientos no siempre fueron de alegría y diversión. Fue en tercer año cuando dije “hasta acá llegué”. Casualmente, ocurrió durante la mitad del camino. Sin embargo, no hay que descartar la poderosa cantidad de problemas familiares, existenciales y psicológicos por los que puede transitar un adolescente. Esto influye en nuestras ganas de ir o no al colegio.

LEER MÁS

“Los adolescentes son pura pulsión de vida”

Apasionado por la música y la enseñanza, el compositor y vicerrector de la Escuela María Claudia Falcone, del barrio de Palermo, Pablo Aguirre, concedió a Humanidad una entrevista donde se tocaron temas que van desde la paternidad, la educación […]

Pero la guerra inició en cuarto año. Si no me equivoco, fue a principios del año lectivo cuando, acostado en mi cama y con la insistencia de mi familia en la puerta de mi cuarto, dije “no, no voy más al colegio”.

Es que para mi no tenía sentido. “No sirve de nada, es un lugar de adoctrinamiento, para serle funcional al sistema, a la sociedad”, pensaba yo. Es más, en tercero me había cambiado estando casi en el segundo trimestre. Empecé por segunda vez el año en un nuevo colegio porque no quería seguir yendo al anterior, al que por cierto, cuando estaba en primer año, me había esmerado mucho en entrar porque solo se accedía mediante un elevado examen de inglés.

Me rehusaba a ir por algunos temas personales y quería volver a empezar en un lugar nuevo. Bueno, el caso es que en este nuevo sitio, también tuve miedos. El primer día no tenía el valor de ir. Gracias a la paciencia y el acompañamiento de mis familiares, pude ir superando y confrontando mis miedos, ridículos claro, porque si algo no hace la escuela es morder.

Aclaración: Si no hubiera sido por la amabilidad que tuvieron determinadas personas en cada una de las instituciones a las que asistí y su buena predisposición, estas instituciones podrían no haberme abierto la puerta con justa razón o habérmela hecho más difícil. Como decía Maquiavelo: un poco de virtud y otro de fortuna (suerte).

LEER MÁS

Llegué a quinto año viviendo el momento. Es que para mi no hay planes escritos. A veces deseamos que todo fuera perfecto, o al menos estar por el camino correcto. Por mi parte, aprendí que no hay un solo camino, y que tampoco hay sueños perdidos.

Cuando tenía 13, 14 o 16 años, actuaba acorde a mis sentimientos. Por eso creo que no me equivoqué. No me equivoqué al tener miedo, al desear en grande, ni al haber terminado el secundario. Porque lo que realmente aprendí no fue gracias a las fórmulas matemáticas, sino que fue fruto de las relaciones humanas y los sucesos de la vida. Pero para conocer esto último, nos guste o no, podemos transitar ciertos caminos donde también enseñan cosas que involucran la multiplicación y división de los números.

Escritor, fundó Humanidad el 2016 a sus 15 años de edad. Actualmente estudia abogacía en la Universidad de Buenos Aires y dirige el medio.

0 comments on “Mi experiencia en el colegio secundario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s