Opinión Política

“Preferiría estar equivocado”

Para el escritor y exdiputado peronista Miguel Bonasso, lo ocurrido en Guernica y Entre Ríos, desnuda "las debilidades del proyecto" N&P ante "los poderes fácticos".

Por Miguel Bonasso

Tener razón en la Argentina no puede alegrar a nadie decente. Desnudé – hace ya 12 años -, las debilidades del proyecto “nacional y popular” kirchnerista ante los llamados “poderes fácticos”, en un libro que me valió agravios, soledad y ostracismo. Hoy, algunos (pocos) que entonces me insultaron, salen a decir exactamente lo mismo: para los pobres y los ambientalistas, no hay ni reforma agraria ni precaución ecológica, sino goma entrerriana o goma bonaerense.

Goma nacional y popular, tan dolorosa en las costillas como la añeja goma oligárquica. O más aún, porque te faja el que dice amarte. Cuando anuncié en este mismo sitio que al final del túnel pandémico aguardaba el fascismo, me quedé corto: el fascismo ya rebosa vitalidad en medio del túnel.

Como siempre tiene debilidad por lo escénico. Se hace notar:

Con la Bullrich yendo a rendir culto a los patroncitos Etchevehere (que al fin y al cabo son de su misma clase);

-Con Berni comandando a la Bonaerense en la represión de los pobres de Guernica;

Con la selfi que se toma el fiscal Condomí Alcorta (dos apellidos chetones) tras comandar el desalojo con el nacional y popular Berni;

-Con la Iglesia Católica Apostólica y Romana condenando la ocupación de tierras;

-Con Eduardo Feinmann agraviando la memoria de los treinta mil desaparecidos y los 30 mil muertos a causa de la pandemia;

-Con el gobierno nacional y popular anunciando aumentos de tarifas y mayor acopio de gases y balas de goma;

-Con este gobierno que muestra autoridad ante los condenados de la tierra y le otorga impunidad a los incendiarios de campos que deberían ser condenados a prisión.

Lo triste, además, es que esta queja no va a tener ninguna repercusión porque los medios, (como ocurre con los patroncitos Etchevehere y el Diario de Paraná) también están ligados a los dueños de la tierra.

Lo más triste aún, ha sido ver que algunos dirigentes con los que se podía haber intentado la construcción de un proyecto político opuesto al extractivismo criminal, se sumaron al carro de los Fernández amparados en lo obviamente desastroso que había sido el gobierno del garca Macri.

Lo triste es comprobar que la destrucción total de media sociedad argentina, con la secuela de ignorancia y anomia que las condiciones sociales imponen a los descartados del sistema, seguirán obligando a elegir entre lo muy horrendo y lo menos siniestro. En la falsa circular de la democracia liberal.

¿Cómo no ser escépticos ante la consagración total con los viejos medios y con las nuevas redes sociales del cinismo y el individualismo, como única opción para los jóvenes? Si, es muy triste tener razón. Preferiría, lo digo de corazón, estar absolutamente equivocado.

0 comments on ““Preferiría estar equivocado”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s