Argentina Política

Boudou denunció “una agenda judicial” para perseguir a Cristina

En un reportaje por la TV Pública, mientras aguarda saber si tiene que volver a la cárcel, entendió que "hay presas y presos políticos", no a disposición del Ejecutivo, sino "del sistema de lawfare".

“Habemos (sic) presas y presos políticos en la Argentina…por supuesto, no a disposición del Poder Ejecutivo, sino de este sistema de lawfare contra democrático y contra republicano (sic) donde la principal perseguida es la Vicepresidenta de la Nación”. Ese fue el eje central de la exposición de Amado Boudou en un noticiero de la TV Pública, a raíz de la orden judicial del 30 de diciembre a las 9 de la noche para que deje la prisión domiciliaria y vuelva a la cárcel, en virtud de una ratificación de su condena en la causa Ciccone por parte de la Corte.

La nota tuvo un final tenso, pues el exvicepresidente creyó necesario aclarar a uno de los entrevistadores que está imputado “en una novela armada por periodistas (citó varias veces al diario Clarín) y una persona que cobró por lo que dijo”.

En el reportaje de casi 28 minutos vía zoom, mientras espera que la justicia resuelva la apelación de los abogados defensores, Boudou presentó su caso como “anecdótico” y se mostró esperanzado en un “reordenamiento” que implemente, tras un año de gestión, el presidente Alberto Fernández.

Repitió que durante el mandato de Mauricio Macri, existieron “una mesa judicial” y “aprietes” contra jueces y fiscales que “nada tienen que ver con la división de poderes”.

Vinculó el lawfare con otra situaciones similares producidas en Paraguay, Brasil, Ecuador y Bolivia y se quejó amargamente por el proceder de la Corte Suprema, “convalidando arbitrariamente parodias mediáticas” y favoreciendo a sentenciados por delitos de lesa humanidad.

Boudou tiene esperanzas en el presidente Fernández

Puso el acento en la situación de Cristina Kirchner y los “dos juicios absurdos” que tiene por delante, uno relacionado con el dólar futuro y el otro el acuerdo con Irán, avalado por el Congreso. También denostó “la causa de las fotocopias”.

Mencionó el caso de la dirigente Milagro Sala en Jujuy, una provincia a la que encuadró “en la peor postal” del país.

Sobre Cristina, estimó que este año hay programada “una agenda judicial” para “hablar de las causas vinculadas con el kirchnerismo” en pleno proceso de renovación legislativo.

No solo evitó criticar al Presidente, sino que coincidió con él  en que “la justicia está fallando, valga el juego de palabras” y hasta lo justificó por tener que atender “la catástrofe dejada por el macrismo”, más un hecho extraordinario como es la pandemia.

Cuando se le preguntó en qué se había equivocado durante su Vicepresidencia, dijo que de ninguna manera aceptaba haber actuado en forma incompatible con su función pública. “No hay un solo hecho que demuestre eso – pareció molestarse -, todo lo que hice fue para favorecer al pueblo y nada fuera de lo que marcan las leyes”.

Insistió en su pertenencia a un proyecto político que tuvo 12 años y medio de vigencia. “Desde luego – aclaró -, no fuimos neutrales. Nos atacan intereses económicos. Fíjese que no hay ninguna causa abierta a funcionarios del macrismo y durante 4 años solo ganaron plata las empresas que regulaba Macri”.

Periodista. Trabajó en Crónica, NA, DyN, Clarín, Televisión Pública, Canal 13, La Nación y en el diario Río Negro. Becado por la Universidad de Harvard, asistió a cursos de perfeccionamiento en Boston, Estados Unidos. Además estudió en Alemania y Francia.